CASETAS

La otra caseta de Veracruz que Cuitláhuac García prometió eliminar

Tras ganar las elecciones en 2018, García Jiménez se comprometió a quitar dos casetas. La eliminación de la casta de Fortín reavivó la duda por otra que planteó desaparecer

¿Quitarán la caseta de La Antigua? Esto dicen los especialistas.Créditos: Cuartoscuro
Escrito en VERACRUZ el

XALAPA, VER.- A las cero horas con un segundo de este viernes 5 de mayo la caseta de peaje número 45 de Fortín dejó de cobrar a cerca de 35 mil usuarios que a diario transitaban por la autopista 150, en la región de las Altas Montañas de Veracruz. El hecho fue acuñado por empresarios como histórico pues beneficiará a habitantes de esa zona que es su paso obligado camino a sus casas y empleos.

El 24 de agosto de 2018, aun en su calidad de gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez se comprometió a desaparecer esa caseta que, con el paso de los años, fue rebasada por el número de usuarios y provocó por meses filas kilométricas en ese tramo carretero que conecta al estado de puebla con el Puerto de Veracruz

Casi cinco años después, el pasado 29 de marzo, Cuitláhuac García Jiménez, anunció que la caseta de cobro de Fortín finalmente sería eliminada tras un acuerdo con el gobierno federal, a través del secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, Jorge Nuño. 

El acuerdo, que se consolidó hasta este cinco de mayo, fue presumido por distintos actores del gobierno estatal, federal y municipal. Los allegados al gobernador morenista sostuvieron que se trata de un compromiso suyo que cumplió. El diputado federal y aspirante a la gubernatura, Sergio Gutiérrez Luna, dijo en entrevistas que el logro es del presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras que el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, aseguró que el negociador fue otro orizabeño, José Luis Palomares, director jurídico de la Secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SCT).

Tras este logro que ha dividido reconocimientos, usuarios en redes sociales han manifestado que la medida de desaparecer casetas de peaje se debería replicar en otros puntos del estado de Veracruz. Fue precisamente, Cuitláhuac García Jiménez quien además de comprometerse a desparecer la caseta de Fortín, también dijo que lo haría con la caseta de La Antigua, que comunica los libramientos de Cardel y Veracruz.

Este anuncio lo emitió el 24 de agosto de 2018 en una reunión con integrantes de la Asociación de Industriales del Estado de Veracruz (AIEVC), donde, además, se comprometió a que en sus tres primeros años de gobierno concluiría el crucero de Santa Fe- Paso del Toro, de la autopista Córdoba- Veracruz, así como la rehabilitación de los accesos a la misma vía.

“Algo que sí va a ser de manera inmediata y que vamos a buscar eso, porque además fueron compromisos con la población será la de quitar dos casetas: la de Fortín y la de La Antigua, además es una gran ventaja porque Andrés Manuel es jarocho y no se va a olvidar de su terruño y nos va a apoyar, no porque vaya a ser alguna diferencia con otros estados sino porque geográficamente y económicamente Veracruz tiene que formar parte del desarrollo del país”, dijo el mandatario morenista en una reunión sostenida en el municipio de Ixtaczoquitlán. 

El pasado 15 de noviembre de 2022, se actualizó la tarifa de la caseta de La Antigua, y su costo pasó de los 65 a los 73 pesos. Esa actualización que generó malestar entre los automovilistas u líderes del transporte, quienes recordaron la promesa de Cuitláhuac García de desaparecerla.

¿Es viable desaparecer la caseta de La Antigua?

El 22 de noviembre de 2022, el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, reconoció que no se podrá retirar la caseta de La Antigua, pues para que eso ocurra, antes deberían liquidar a la concesionaria Compañías Constructora de Veracruz, S.A. de C.V. (ACCSA). Esto implicaría un pago de 3 mil millones de pesos del gobierno de Veracruz, y para recuperar ese dinero, se tendría que mantener la caseta por una década más.

La caseta de La Antigua nació en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. En 1993 se aprobó, a través de la SCT, una concesión al gobierno del Estado de Veracruz, a cargo de Patricio Chirinos, cuando Miguel Ángel Yunes era secretario de gobierno.

En enero de 1994, a 10 meses de concluir el gobierno de Chirinos Calero, se lanzó la licitación y se asignó a la empresa ACCSA la creación de una asociación en participación con el gobierno. La empresa tenía el 60 por ciento y el Estado el 40 por ciento de las acciones.

La sociedad debía construir, operar, explotar, conservar y mantener el tramo Veracruz-Cardel de la carretera Poza Rica-Veracruz, entre los kilómetros 212+500 al 241+000 y el libramiento Norponiente de Cardel del kilómetro 212+500 (Poza Rica-Veracruz) al 11+500 (Tamarindo-Cardel) y explotar, operar, conservar y mantener el puente La Antigua, dónde está la caseta.

En 2007, en el gobierno de Fidel Herrera, se debía construir el Libramiento Cardel y la ampliación a 4 carriles de San Julián a Tamaca; la presupuestación de esas obras era de 790 millones de pesos, pero la administración no contaba con ese dinero por lo que cedió sus acciones a ACCSA.

La concesionaria asumió el costo de la obra, a cambio se quedó con la operación y control total de los ingresos por el costo del peaje del primer tramo, que, en un primero momento, debía compartir con el Estado. 

La última modificación al título de concesión en la caseta de La Antigua se dio en el año 2017, en el bienio de Miguel Ángel Yunes, cuando se amplió a ACCSA por 30 años más la autorización para operar y explotar los tramos carreteros, que incluye la caseta.

mb