Unidad Independencia: la miniciudad que recibió a Kennedy

Unidad Independencia: la miniciudad que recibió a Kennedy

A 60 años de su inauguración y 58 de la célebre visita del expresidente de EU, la unidad resiente el paso del tiempo

METRÓPOLI
  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 02/12/2020
  • 08:00 p.m. hrs
  • Escuchar

Cuando fue inaugurada la Unidad Habitacional Independencia, en 1960, tenía un río artificial, un acueducto y hasta un minizoológico. El trazo del río, hecho con piedra volcánica, así como el acueducto aún son visibles pero por ahí ya no corre más que el agua de lluvia. El minizoológico ya tampoco existe pero todavía hay escuela primaria y secundaria, deportivo, parroquia, comercios, teatro y hasta una clínica del IMSS. Y además un pequeño "bosque". 

Orgullo del presidente Adolfo López Mateos, el entonces mandatario mexicano llevó ahí el sábado 30 de junio de 1962 a su homólogo, John F. Kennedy, quien elogió la unidad y felicitó a los creadores.

(Foto: Francisco Gómez)

"He visto en muchas partes unidades de alojamiento que se han realizado bajo la influencia oficial, pero nunca había visto proyectos en los cuales los gobiernos hayan tenido parte, que cuenten con fuentes y estatuas, prados y árboles, que son tan importantes para el concepto del hogar como el del propio techo", dijo el hombre que prometió llevar a un estadounidense a la luna, antes que la URSS.

A 60 años  de su inauguración y 58 de aquella célebre visita, la unidad resiente el paso del tiempo. El retiro del Instituto Mexicano del Seguro Social de la administración de la unidad y la falta de pago de cuotas ha impactado en el mantenimiento. Pero además la administración, actualmente encabezada por Oscar Tejeda, ha instalado casetas de seguridad que no se han concluido y se han convertido en focos de contaminación.

A ello se suma la falta de integración de nuevos dueños e inquilinos que rentan y que no participan en los asuntos de la comunidad, unos por apatía, otros porque no están de acuerdo con la administración; otro problema es la "privatización" (término que utilizan los vecinos para referirse a la apropiación de espacios comunes) de la torre Uxmal, dentro de la unidad y donde pende un espectacular que preocupa; además está el acecho de la inseguridad, traducido en robos de autopartes y narcomenudeo, que algunos ven alrededor y otros dentro de la propia unidad.

(Foto: Francisco Gómez)

Así lo explican vecinos a La Silla Rota, quien visitó la unidad, ubicada en Periférico 2811, cuya extensión es de 37 hectáreas, en la cual viven entre 16 mil y 20 mil personas, y donde hay 2 mil 235 viviendas, entre departamentos ubicados en 90 edificios y casas individuales.

SIN ZOOLÓGICO PERO SÍ CON PERROS

El zoológico desapareció a los 15 años de haber sido inaugurada la unidad, recuerda David Reyna, quien nació en la Unidad, estudió ahí la primaria y secundaria y jugaba en las zonas verdes.

Ahora lo que hay son perros, tanto de condóminos de la unidad como de vecinos de otras colonias que acuden al llamado bosque, para pasear a sus animales. Algunos dueños recogen las heces, pero otros las dejan tiradas en bolsitas, y unos más ni siquiera se toman la molestia de envolverlas y sólo dejan que sus animales se desahoguen.

(Foto: Francisco Gómez)

Es uno de los problemas de la unidad, pero no es el único, agrega Reyna. Algunas casetas de vigilancia son foco de contaminación, ya que los administradores las han usado para guardar tiliches o incluso para permitir que los vigilantes vivan ahí, aunque esas miniconstrucciones no estén hechas para eso ni formen parte de la construcción original, acusa.

COBRO DE ESTACIONAMIENTO

Otro problema es el deterioro de la unidad, que paulatinamente se nota en paredes ladeadas o con huecos, en coladeras  sin tapas, así como en la privatización del estacionamiento del llamado bosque, que en realidad es una zona con árboles, juegos y pasto; antes no era necesario pagar, pero con la actual administración sí, dice el vecino.

Caben 170 carros que pagan 130 pesos al mes en un estacionamiento que era de uso común, pero desde hace 8 años ya no lo es y nadie rinde cuentas de esos 22 mil 100 pesos recibidos al mes y que al año significan 265 mil 200, afirma.

SE SEPARAN

Otro espacio destacado y del que se han apropiado vecinos es el edificio Uxmal, dentro de la unidad. Se trata de una de las tres construcciones consideradas como de las más elegantes, ya que además de su terminado, tiene elevador. Hace algunos años al lado del edificio fue instalada una torre de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y entonces un grupo aprovechó para cercar parte del estacionamiento, con el pretexto de que debían proteger la instalación.

(Foto: Francisco Gómez)

Ahora el Uxmal está separado del resto de la unidad, aunque cuando van visitas o proveedores de servicios sí usan el estacionamiento común de la unidad, fuera del límite de la reja que instalaron. Dentro, en la torre, pero visible desde Periférico está colocado un enorme espectacular entre dos paredes del edificio, que sostiene una base metálica que a su vez soporta la enorme manta del anuncio.

LOS INICIOS

La unidad, ubicada en la alcaldía de Magdalena Contreras, en la frontera con Álvaro Obregón, fue inaugurada por el entonces presidente Adolfo López Mateos y en sus inicios fue habitada por personal médico y de farmacéuticas y afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La construcción fue orgullo de López Mateos, quien además de llevar de visita a Kennedy, también llevó a quien dirigió la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial, el presidente Charles de Gaulle, en 1964.

La unidad se asienta en terrenos de la ex hacienda de Batán, que fue propiedad de la familia de origen japonés Matsumoto. Fue diseñada por el arquitecto Alejandro Prieto Posadas. A nivel cultural, el condominio también se ha distinguido ya que en el auditorio del Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (Ciess), que forma parte de la unidad, se encuentra el mural Hidalgo Libertador, de Juan O´Gorman, y durante mucho tiempo funcionó el cine La Linterna Mágica, el cual podría revivir como un centro de actividades artísticas.

La unidad cuenta también con un deportivo con cancha de futbol, varias de basquetbol y una alberca al aire libre.

(Foto: Francisco Gómez)

Dividida en tres secciones, Batán sur, Batán norte y San Ramón, cada una cuenta con kínderes y escuelas primarias, una de enfermería, una clínica del IMSS, el teatro Independencia y una Casa del Asegurado para dar cursos a personas adultas mayores.

CONSTRUCCIÓN ROJA

Aún se conserva el color rojo de los ladrillos originales de las construcciones, así como los murales que dibujan animales, colocados entre los edificios y hechos con piedras de colores; los espacios verdes y arbolados son más extensos que en otras unidades y es posible ver esculturas de concreto de animales que ya no se ven en otras partes de la ciudad, lo mismo que juegos para niños.

Sin embargo, hay zonas que reflejan descuido y deterioro. Se ve basura en algunos pasillos, algunas casas están modificadas con extensiones de paredes y tienen rejas, y en algunos sitios se le pide a los vecinos no tirar la basura más que lunes, miércoles y viernes que es cuando pasa el camión de la basura. 

(Fotos: Francisco Gómez)

El paso de los años, el retiro de la administración de parte del Seguro Social en 2001, la llegada de nuevos vecinos que ocuparon casas que sus habitantes originales vendieron, el desinterés de otra parte ya sea por apatía o porque ya pertenecen al sector de los adultos mayores y ya no están para dar batallas vecinales, sumado a que su administración es general y no por edificios, hace más complejo participar, y ha hecho que la administración esté en el aire.

"La participación social se volvió nula ante amenazas de administradores. Hay gente apática y ya grande. Y los que compran o rentan no se integran", dice Reyna.

HARRY POTTER

Mariana Rojas tiene 29 años y vive en la Unidad Independencia. Recuerda que la última película que vio en el cine Linterna Mágica fue Harry Potter y el prisionero de Azkabán, dirigida por el director mexicano Alfonso Cuarón.

Como otros cines, el lugar dejó de ser rentable con la aparición de salas manejadas por cadenas de cine y ante el descuido y la llegada de asistentes con vocación de vándalos, dice la vecina. Sin embargo, el cine forma parte de la historia de la unidad. Ahora luce rodeado por unas vallas porque la idea es que vuelva a funcionar. Al lado se encuentra la torre Tajín, otro de los edificios con elevador.

Desde ahí se ve la bandera monumental de San Jerónimo. Cerca está una de las entradas principales a la unidad. También ahí comienza el descuido. Hay una barda maltratada, tiliches acumulados y material de construcción y en el paso de los vehículos, algunos que están estacionados ya forman parte del paisaje, perdieron su color original y en cambio tienen una gran capa de polvo.

(Foto: Francisco Gómez)

Pero también hay locales tan antiguos como la unidad, como es el caso de una panadería, que tiene arquitectura pueblerina, compara con orgullo Mariana.

EL ESQUELETO DE UN INVERNADERO

Más adelante, pasando el Linterna Mágica, en una zona verde, hay una estructura metálica. Es parte de un proyecto de hacer un invernadero. Lleva años, dice. Es una promesa de la administración que desde hace años se encarga de la unidad.

Mariana fue electa como parte de la Comisión de Participación Comunitaria (Copaco), pero la figura no le gusta. Siente que permite mezclar a representantes de diversa índole, no a planillas como antaño ocurría conlos comités ciudadanos, lo que le quita fuerza a la figura.

Además, dentro de la Copaco hay ex administradores que permitieron la instalación de casetas con el pretexto de la seguridad, lamenta.

Pero estar dentro de la Copaco le da legitimidad y le permite explicar parte de los problemas, que son como en otras zonas: robo de autopartes, de tapas de drenaje, descuido (como una pared que está ladeada por donde antes pasaba el río), o fugas de agua porque la tubería ya está vieja.

(Foto: Francisco Gómez)

Aunque cada departamento debe cubrir una cuota de 200 pesos por mantenimiento, no hay una administración por edificio, sino por toda la unidad. Además, hay servicios que no se dan por parte de la alcaldía, porque es propiedad privada, aunque el paso no esté restringido y lleguen personas de otras colonias.

"Entonces es público", dice la vecina.

Mariana no niega que la alcaldía hace la poda de árboles pero sólo en ciertas zonas.

"Dicen que somos una unidad privada y el apoyo de la alcaldía es en zonas de paso".

NARCOMENUDEO

Los condóminos aún no entienden si la unidad es privada o es pública pues según conviene es privada o pública. Eso es usado a conveniencia por la administración que acusa a la alcaldía de no podar, pero el pago del mantenimiento es para eso.

Además, sienten que la alcaldía los tiene abandonados, ya que le da más importancia a colonias como el Cerro del Judío o Pedregal II, que tienen más habitantes.

Pero enfrentan problemas de narcomenudeo, que atribuyen a vecinos nuevos.

David Reyna, quien como ya mencionamos, creció en la Unidad, dice que aún le tocó ver el río con agua y el acueducto en servicio. También fue al Linterna Mágica, donde tuvo oportunidad de ver el éxito taquillero ET, en los ochenta. Le ha tocado ver el crecimiento del parque vehicular, el cobro del estacionamiento del bosque, con una caseta improvisada que vigila el paso de los autos, y que al lado tiene un miniestacionamiento de motocicletas.

Mientras ambos vecinos guían a La Silla Rota por los pasillos de la Unidad, muestran con orgullo los murales de los edificios, el acueducto y el río sin agua, la iglesia y sus alrededores que una televisora utiliza como locación de telenovelas, que trastorna el tránsito cuando eso ocurre, pero del que no se sabe si la unidad se ve beneficiada con alguna prestación.

(Foto: Francisco Gómez)

Más adelante está el conjunto residencial Tres Pinos, que aunque se ubica en un predio que no pertenece a la unidad, está injertado ahí, ya que más adelante y a los lados continúa la unidad. Aunque no está terminada y aún faltan casas por construir, se ven más autos que antes y eso que el deportivo no está en operaciones, debido a la pandemia de covid-19.

No es cualquier deportivo ya que ahí realizó algunos juegos el equipo profesional de futbol Atlante, cuando pertenecía al IMSS y en su escuadra estaba el Cabo de Oro, el brasileño Evanivaldo Castro Cabinho, uno de los goleadores más implacables que ha llegado al futbol mexicano.

PIDEN RETIRO DE SITIO DE TAXIS

Adelante está la clínica del IMSS. Se ven puestos ambulantes, personas que esperan ser atendidas y un sitio de taxis que es reciente y que causa tráfico vehicular; se ha solicitado a la alcaldía que lo retire, pero aún continúa.

Al dar la vuelta para regresar a Periférico, se ven algunos pasillos tapizados de hojas de los árboles. Más adelante se encuentra la Plaza Cívica, donde fueron recibidos Kennedy y De Gaulle y donde actualmente está la escuela de Enfermería del IMSS y que antes eran oficinas de la administración a cargo del instituto.

También hay una fuente sin agua que era alimentada por el acueducto. Más adelante es donde se encuentra el edificio Uxmal, que al estar separado por una reja, parece ajeno a la unidad. A diferencia del resto, ahí no se ven hojas de los árboles tiradas. El césped luce cortado y los juegos como una resbaladilla, aunque son viejos, están más cuidados. Atrás hay un patio que es usado para fiestas de los vecinos del edificio.

(Foto: Francisco Gómez)

Pero lo que más destaca es un espectacular. Está colgado entre dos paredes, apoyado sobre una estructura metálica y que a ciertas horas impide el paso de la luz del sol a los vecinos de una parte del edificio. La renta de ese espacio permite pagar el mantenimiento del edificio, que cuenta hasta con caseta de seguridad, en donde hay que registrarse para pasar.

"Torre Uxmal se apropió y cerró el acceso a la torre; se apropió de áreas comunes y tomó áreas verdes para estacionamiento de ellos".

MOROSIDAD

Oscar Tejeda, actual administrador y fundador de la Asociación de Condóminos del Conjunto Habitacional Independencia AC. dice que el principal problema de la Unidad Independencia es la morosidad del pago de mantenimiento de los condóminos. Actualmente, sólo el 42 por ciento cumple y el resto no paga.

Otros problemas de la unidad son la tubería del agua que ya es vieja y tiene fugas, y también el robo de autopartes.

"Nos agarran de refaccionaria", dice, en entrevista con La Silla Rota.

Coincide en decir que cuando el Instituto Mexicano del Seguro Social dejó de administrar, en 2001, se complicó el mantenimiento, que corría a cargo del instituto.

(Foto: Francisco Gómez)

A ello se suma que por la mala ley condominal, no se puede castigar a los morosos y eso hace que sea más complicado que aporten para la limpieza, el riego, la vigilancia y hasta el mantenimiento de la cisterna.

Recuerda que en los ochenta fue cuando el IMSS desincorporó la unidad y le vendió a los vecinos los departamentos y las casas y la gente aprovechó que estaban baratos y en pagos y los compraron. Pero el tema administrativo comenzó a complicarse.

"La cuestión es cuidar la estructura, tenemos catálogo del Instituto Nacional de Bellas Artes y no tratamos de modificar nada, pero en las áreas comunes es tierra de nadie".

NIEGA INACTIVIDAD DE LA ADMINISTRACIÓN

Niega que estén inactivos como administración y dice que quienes critican a la asociación de condóminos, son quienes no pagan. También ha habido intereses políticos y recuerda que el anterior alcalde, el priísta Fernando Mercado Guaida, intentó arrebatar la administración con un grupo de choque y hasta golpes hubo.

Respecto a la privatización del estacionamiento del Bosque, responde que eso es desde hace unos 30 años, por parte de un grupo de 100 vecinos de los edificios cercanos, que se organizaron para cobrar.

En cuanto al edificio Uxmal, dice que cercaron sin avisar, pero que además ya se desentienden de las cuotas, y de 40 condóminos, sólo dos cumplen. El único momento en que se volvieron a acercar es cuando el año pasado se quedaron sin agua por una fuga y entonces se comunicaron.

(Foto: Francisco Gómez)

Como a Reyna, le preocupa el espectacular colgado entre las dos paredes de las torres "privatizadas", por una cuestión de seguridad.

Cuestionado sobre el acueducto, explica que hay una válvula que requiere ser reparada para volver a darle vida. Lo mismo ocurre con las bombas que dan a las fuentes de los Tres Soles. Asegura que desde que el IMSS dejó la administración no funciona. Acusa que crearon un fideicomiso desde el instituto para el mantenimiento pero nunca se vieron recursos.

"Hemos hecho gestiones, lo de la red de agua potable lo metimos a presidencia pero no nos dan respuesta. Tenemos tres pozos, Dania, san Ramón y Batán, no dependemos del Cutzamala, pero las fugas de agua son muchas".

(Foto: Francisco Gómez)

Respecto a las casetas, dice que se instalaron porque les pega mucho la delincuencia, pero reconoce que están vacías,

"Con los morosos no nos alcanza el presupuesto para cubrirlo todo".

Por separado, Reyna cuestiona que se use la morosidad para justificar la falta de acciones. Dice que el 42 por ciento de 2 mil 235 viviendas equivale a 938 que sí pagan, y cada uno aporta 200 pesos al mes equivale a 187 mil 600 pesos, que multiplicado por 12 meses suma 2 millones 251 mil 200 pesos.

Critica que Tejeda diga que el dinero se va en pago de empleados.


"¿Cuáles empleados?", concluye.

cmo