ESTADOS

Tras cuatro días, extraen feto muerto de adolescente

Tras 96 horas internada, la menor indígena que había ingresado al Hospital General de Cuetzalan por fin fue sometida a labores de parto

  • REDACCIÓN
  • 27/09/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Tras cuatro días, extraen feto muerto de adolescente
Adelescente poblana (Foto. tomada de la web)

CUETZALAN (La Silla Rota).- Tras 96 horas internada, la menor indígena que había ingresado al Hospital General de Cuetzalan por fin fue sometida a labores de parto para retirarle a su producto que ya había fallecido. Mientras tanto, la Comisión de Derechos Humanos-Puebla (CDH-Puebla) inició la investigación por oficio de este caso, lo que evidenciaría que no se han cumplido las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en diciembre de 2016.

Marisol Guzmán Ramos, náhuatl de 16 años de la junta de San Andrés Tzicuilan, presentaba el diagnóstico de primigesta con embarazo de 34.6 semanas de gestación, que fue comprobado por un ultrasonido realizado dos días después de ingresar al nosocomio, el 24 de septiembre. En cuanto a la condición del bebé, solo se describe “sin viabilidad (óbito)”, lo cual significa que ya había perecido.

Según el informe levantado, 36 horas después de entrar (el 22 de septiembre alrededor de las 23:40 p.m.), se encontraba en inductoconducción de trabajo de parto con signos vitales en parámetros normales y diuresis presente.

En el apartado de embarazos previos, las fechas registran “gesta 1 con cero abortos y cero cesáreas”. “Desde su ingreso se informa a los familiares no presentar viabilidad fetal”, se lee en el registro.

Leer más:Captan a hombres intentando secuestrar a joven en Puebla

La ficha médica refiere que la paciente y familiares acudieron el viernes pasado, después del inicio de dolor tipo obstétrico (13:00 horas), con parteras, quienes le dieron de beber té de pimienta (versión que negaron los parientes). En esta exploración se indica que no percibían movimientos fetales, lo que dio origen a la búsqueda de consulta médica. La paciente presentó un ultrasonido, fechado el 3 de septiembre, en el que se reportó circular de cordón a cuello.

“Actualmente la paciente con dolor tipo obstétrico 1 cada 30 minutos. Dehiscente 1 dedo. Al día de hoy en área de tococirugía -espacio donde se vigila la evolución de las pacientes embarazadas que se encuentran en trabajo de parto- (…) continúa en vigilancia estrecha, con inductoconduccion (…) de trabajo de parto. Al momento con 2 de dilatación 40% de borramiento. Permanecemos brindado todo el apoyo médico, así como facilidades hospitalarias a familiares” (sic), está escrito en el parte médico.

Fue hasta las 13:15 horas de ayer cuando el cadáver salió del vientre de la joven. “No está garantizando el acceso a los servicios médicos especializados para las mujeres embarazadas”, criticó una de las fuentes consultadas, quien vinculó esta omisión como un incumplimiento a la recomendación 54/2016 por violaciones a los derechos a la protección de la salud de una mujer y a la vida de su recién nacido.

Mientras tanto, según la coordinación de Comunicación Social de la CDHEP, ya se inició una investigación de oficio sobre el caso, con lo que da inicio el protocolo que el organismo tiene establecido para las diligencias oficiosas.

Leer más: Fallece adolescente de 16 años que fue baleado por pandilleros

Paralelamente, ya se está valorando –por un grupo de abogados– la oportunidad de presentar una denuncia penal por este hecho y también la ratificación de esta queja ante la Comisión poblana y de ser preciso, ante la CNDH.

Con información de El Sol de México