METRÓPOLI

Instalarán mesa de diálogo transportistas y autoridades de Edomex

Dentro de una semana se sentarán a negociar alguna solución para el diferendo por quién pagará botones de pánico y cámaras de seguridad

  • JUAN LÁZARO Y AMÉRICA MUÑOZ
  • 18/05/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Instalarán mesa de diálogo transportistas y autoridades de Edomex
Autoridades dicen que no darán marcha atrás al decreto. (Cuartoscuro).

La Secretaría de Movilidad (Semov) del Gobierno del Estado de México y los transportistas inconformes acordaron una reunión el próximo viernes, para darle solución a su inconformidad con el decreto que los obliga a equipar las unidades y regularizarlas. 

Se oponen a un decreto que les ordena pagar de su bolsillo ajustes que prevén disminuirán la inseguridad de los mexiquenses en el transporte público, como colocar botones de pánico, cámaras de videovigilancia y tecnología GPS en las unidades

Raymundo Martínez Carbajal, titular de la Semov, admitió que hay disposición para encontrar alternativas, pero puntualizó que el gobierno estatal no negociará con la seguridad de los 

pasajeros.

Por tanto, no darán marcha atrás al decreto publicado el 20 de marzo en la Gaceta de Gobierno, ya que el 40 por ciento de los delitos que se cometen en la entidad ocurren dentro del transporte público, que da servicio a más de 11 millones de usuarios.

Expresó que el jueves, los ciudadanos fueron víctimas de un grupo de líderes que se oponen a la modernización del sistema de transporte en la entidad, cuando las nuevas disposiciones son en beneficio de todos los usuarios.


Además, Martínez Carbajal indicó que las empresas tienen que acceder a la renovación de sus títulos de concesión. “No más transporte pirata, el transporte público debe estar regularizado y con la cromática que los identifique”.

Por ello, el primer requisito es regularizar las concesiones, ya que más de 73 mil unidades están fuera de norma, pero tendrán hasta 17 meses para ponerse al corriente.

LOS CHÓFERES NO DEBEN PAGAR, DEBATE LÍDER TRANSPORTISTA 

Para Juan Sánchez Peláez, vicepresidente de la Alianza de Autotransportistas (AAA), es el gobierno mexiquense quien debe invertir en la seguridad de los usuarios, porque “no somos policías, sino transportistas”.

Él formó parte de quienes organizaron una caravana a la Residencia Oficial de Los Pinos para buscar un diálogo con el presidente Enrique Peña Nieto, y ser escuchados ante la publicación de la nueva medida en la Gaceta de Gobierno, que consideran “anticonstitucional”.

Además, los trabajadores del volante expusieron que nunca les dieron oportunidad de exponer sus propuestas antes del decreto, que insisten es obligación de las autoridades invertir en los equipos de seguridad, no él chofer, porque es una inversión mínima de 30 mil pesos.

A su vez, afirmó que el gobierno estatal se había comprometido tiempo atrás a instalar las videocámaras y botones de pánico, pero ahora el titular de la Semov sólo “quiere quedar bien con el gobernador, y arrancarle los equipos de seguridad a los choferes”.


Sánchez Peláez calculó que son 150 mil concesiones legales las que se deben de renovar, donde 30 mil trabajan como “piratas”, pero alegaron que los plazos para renovar las unidades son imposibles de cumplir porque los trámites son muy lentos.

Puso por ejemplo que si una persona va a cumplir con su trámite de renovar la concesión, mínimo tarda 20 días para hacerlo, como un plazo donde todo avanza con rapidez, si bien le va. “Desde noviembre a la fecha tenemos 30 unidades nuevas que están paradas porque no ha podido darnos las placas”.

El líder expuso que cada chofer debe de invertir como mínimo 300 mil pesos para renovar su vehículo, más el costo de los equipos de GPS, cámaras y botones de pánico, pero esos excedentes “deben correr por cuenta del gobierno del Estado de México, como fue su compromiso”, insistió.


Sin embargo, la Secretaría de Movilidad mexiquense tiene otra versión, y aseguró que tienen el 70 por ciento del apoyo de las organizaciones transportistas en su plan de colocar los equipos, que además de dar mayor seguridad, evitarán el acoso sexual y la violencia de género.

También dice que para los transportistas significará mayor rentabilidad en sus empresas para controlar las operaciones, ya que el 92.9 por ciento de los mexiquenses manifiestan que es en el transporte el lugar donde se sienten más inseguros.

ams