TRATA DE PERSONAS

"Atendía sexualmente a 30 hombres al día, entre ellos policías y militares"

Una mujer víctima de trata relató al CEAV el infierno que vivió dentro de una red de prostitución
"Atendía sexualmente a 30 hombres al día, entre ellos policías y militares""Atendía sexualmente a 30 hombres al día, entre ellos policías y militares" (Foto ilustrativa/tomada de la web)

Era alto, rubio, de buen cuerpo y acaudalado, le daba joyas e incluso dinero, así la enamoró; lo que parecía una vida de ensueño terminó siendo un largo infierno cuando la obligó a prostituirse.

El testimonio de esta víctima de trata fue dado a conocer por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) a través de un video que difundió en sus plataformas digitales.

En la entrevista, la mujer detalla que lo conoció a los 19 años de edad, cuando estudiaba inglés a través de una de sus compañeras a quien llama "La Güera" y que identifica como la "enganchadora" de la red de prostitución.

"La Güera" le ofreció un trabajo de mesera, donde le presentaron al sujeto: "era un tipo guapo, alto, de ojos bonitos, como blanco, pelo rubio, cuerpazo", detalla la víctima.

LEE ADEMÁS: 'Etnoporno', la nueva forma de explotación sexual a indígenas

La joven de en ese entonces 19 años relata que los buenos tratos, así como los regalos en joyas y hasta dinero, terminaron enamorándola.

Tras ser enganchada, la víctima se casó con él. Asegura que pasaron seis meses de luna de miel, donde ella quedó embarazada y "empezó el martirio".


"Me dio una golpiza porque no fui a abortar, casi me saca a mi niña a golpes"

Luego de dar a luz, el martirio se hizo peor, ahora tenía que "trabajar" en el negocio de su esposo: la prostitución.


"El trabajo era prostituirse, entonces nos llevaban a un edificio donde había 10 o 20 mexicanos, incluso 30 en cada departamento y había que acostarse con todos, si no lo hacías era una golpiza"

La violencia sexual no era únicamente hacía ella, el sujeto también abusaba de su hija: "Mientras yo trabajaba, él tocaba a la chiquita, abusaba de la muchachita, de mi niña".

Su proxeneta fue detenido en un operativo, junto con personas secuestradas y paquetes de drogas.

Por ser su acompañante a ella también la detienen y le quitan a su hija asegurándole que la llevaran al Sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Al salir de la cárcel se da cuenta de que ella no estuvo casada realmente con su proxeneta, que el juez que los unió en matrimonio era parte de la red de trata.

TAMBIÉN LEE: Zona Divas: entre la prostitución, la trata y el narco

Luego, quiso buscar a su hija ante el DIF, pero no la encontró, nadie la había llevado ante las autoridades, la vendieron y ya no la encontró nunca más.

Pese a ya no estar en prisión, la mujer nunca dejó de estar privada de la libertad, seguía siendo explotada sexualmente: "Fuero golpes, malos tratos y violencia, todo el día a toda hora".

Entre sus "clientes" se encontraban uniformados, ya sea policías o soldados.

En una ocasión, relata, tuvo sexo, junto con otras ocho mujeres, con un miembro de la Policía Federal.

A la mitad del "servicio" el uniformado "se volvió loco" y comenzó a golpear a todas las mujeres, sin embargo, sus tratantes intervinieron asesinando al policía.

Las nueve mujeres, como testigos del asesinato, también tenían que morir. Las llevaron semidesnudas a una milpa de elotes, sus proxenetas las arrodillan y sacan metralletas para asesinarlas.

Cuando escuchó el sonido del arma, ella se desmayó al pensar que había sido alcanzada por una bala, pero no fue así. Se despertó cuando sus victimarios fueron por gasolina para incendiar los cuerpos, momento que aprovechó para escapar.


"Veo a todas muertas y corro entre las milpas encuerada sin zapatos, encajándome vidrios, picándome bichos"

PUEDES LEER: Trata en CDMX: obligaba a su esposa a prostituirse para comprar alcohol

Al llegar a la carretera, un grupo de soldados la vieron, pero en lugar de rescatarla, la regresaron a sus proxenetas.


"Estuvimos en toda la República Mexicana en el secuestro, no nos podíamos salir; tuvimos sexo con federales y soldados y todos, pero no se podía hablar, quien hablaba moría, muchas murieron"

La mujer asegura que un comandante logró que se dejara de prostituir, pero no la sacó de la red criminal, ahora cocinaría crack, tiempo en el que también se hizo adicta a las drogas.

Cuando tocó fondo y con una ligera libertad, la víctima decidió acudir a la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) a interponer una denuncia.

Luego recibió atención del CEAV, donde ha sido apoyada con tratamiento médico, psicológico, económico e incluso ayuda para la adquirir un departamento.

La fémina hace un llamado a denunciar para que se conozca el problema y advierte que hay que tener valentía para hacerlo.


"Fueron 22 años, una violencia muy dura. Los hombres guapos, bonitos, elegantes y con mucho dinero investígalos antes de llegar a sus manos, es un terror"

Como parte de su rehabilitación la mujer señala que ingresó a una iglesia cristiana donde se acercó a Dios: "Ahora quiero salir adelante, triunfar.

Más de 2 mil denuncias de trata en tres años y medio; hay hasta 500 mil víctimas

De enero de 2015 a julio de 2018 se han denunciado 2 mil 684 casos de trata de personas en todo el país.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

PODRÍA INTERESARTE: Miguel Leone, el fotógrafo de moda que recluta prostitutas para el CJNG

Por su parte, "Al día: las cifras hablan" del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República señala que en México las víctimas de trata rondan entre los 50 mil y 500 mil personas.

Añade que de 16 mil a 20 mil menores de edad son sometidos a esclavitud sexual, sin embargo, asegura que "otras cifras" indican que los niños sujetos a explotación sexual en México ascienden hasta las 70 mil víctimas.

El informe señala además que cada año alrededor de 21 mil menores de edad son captados por las redes de trata de personas con fines de explotación sexual, de los cuales 45 de cada 100 son niñas indígenas.

De las víctimas de trata en México, 93% son mujeres y 26% menores de edad.

Asimismo, 45 de cada 100 víctimas de trata fueron captadas por un apersona dentro del círculo de conocidos de la víctima, 49 por desconocidos y cinco por miembros de la delincuencia organizada.

El porcentaje de tratantes de la delincuencia organizada es baja si se sabe que, de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), en México existen 47 grupos criminales identificados que están involucrados en la trata de personas para fines sexuales y laborales.

En cuanto a las ciudades con mayor incidencia de trata son: Tijuana y Mexicali, en Baja California; Nogales, en Sonora; Ciudad Juárez, en Chihuahua; Nuevo Laredo y Matamoros, en Tamaulipas; Cancún, en Quintana Roo; Tapachula, en Chiapas; Acapulco, en Guerrero, Puerto Vallarta, en Jalisco; Los Cabos en Baja California Sur; y con la presencia prácticamente en todo el estado en Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y la Ciudad de México.

LEA TAMBIEN


La ruta de la trata con fines sexuales en bares de EU

Una investigación del Buró Federal de Investigaciones (FBI) revela que los Zetas enganchan mujeres del sur de México y Centroamérica para obligarlas a trabajar






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información