METRÓPOLI

Niños toman clases en pasillos de mercado en Santa María Tulpetlac

En ocasiones tienen que estudiar en medio de botes de basura y entre moscas, cuando el servicio de colecta de desechos se retrasa

  • JUAN LÁZARO
  • 09/05/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Niños toman clases en pasillos de mercado en Santa María Tulpetlac
En el mercado estudian preescolar 60 niños y 80 la primaria, quienes además tienen que pagar un peso cada uno cuando tienen la necesidad de ir al baño (Fotos: Juan Lázaro)

ECATEPEC, Estado de México (La Silla Rota).- Los pasillos y locales de un mercado en Santa María Tulpetlac se han convertido en la escuela para niños de un preescolar y una primaria, cuyo edificio colapsó con los sismos del 7 y 19 de septiembre del año pasado.

El gobierno federal quedó de enviar 9 millones de pesos para la reconstrucción del centro escolar, pero el dinero aún no llega y los funcionarios le dan largas a los profesores y padres de familia, por el proceso electoral que se vive en el país.

LEE TAMBIÉN: Padres de familia temen por seguridad en escuela tras sismo

María Graciela Mulato Presa, directora de la primaria “Rosario Castellanos” y del preescolar “Meztli”, explicó que los recursos llegarían a través del Instituto Mexiquense de la Infraestructura Física Educativa (IMIFE), cuyo representante es el señor Miguel Ángel Alcántara.

Pero ya pasaron varios meses y los recursos que provienen de la federación no llegan, a pesar de que la escuela afectada ya fue demolida y los niños se tuvieron que trasladar a los pasillos de un mercado.

"Los comerciantes nos dieron facilidades, pero tenemos que pagar renta en cuatro locales y usar los pasillos como aulas”, describió la profesora María Graciela Mulato.

En el mercado estudian preescolar 60 niños y 80 la primaria, quienes además tienen que pagar un peso cada uno cuando tienen la necesidad de ir al baño.

En ocasiones, los niños tienen que estudiar en medio de botes de basura y entre moscas, cuando el camión recolector tarda en pasar por ese mercado.


La profesora explicó que funcionarios federales y del IMIFE le aseguraron que en cuatro meses la escuela se volvería a construir, pero "cada vez se tardan más porque simplemente el dinero no llega para que la empresa constructora pueda trabajar”.

Incluso, en el sitio en que fue derrumbado el edificio aún no se retiran los escombros, por el mismo problema de que no fluye el recurso federal.

"A nosotros nos dijeron que la escuela sería terminada en cuatro meses porque había interés en el gobernador Alfredo del Mazo en acudir a Ecatepec para inaugurarla", expresó la directora.

La escuela “Rosario Castellanos” inició a dar servicio en el 2005, ya que los padres de familia la construyeron ante la necesidad de contar con un espacio en un área protegida.

"Antes, para ir a las escuelas, se tenía que cruzar una avenida muy transitada y peligrosa, la vía Morelos, donde varios padres de familia fueron atropellados".

Ahora esperan que el gobierno federal y el IMIFE cumplan con la reconstrucción del plantel y los niños puedan regresar a sus aulas.

fmma