ESTADOS

Líder de Guerreros Unidos libra cargos por caso Iguala

Esta sentencia absolutoria no implica que el presunto líder de Guerreros Unidos quede libre, debido a que tiene otro juicio por delincuencia organizada

  • REDACCIÓN
  • 05/07/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Líder de Guerreros Unidos libra cargos por caso Iguala
Líder de Guerreros Unidos libra cargos por caso Iguala. Foto de la web

Al considerar que fue víctima una detención ilegal y fue interrogado bajo actos de tortura, un juez federal determinó absolver a Sidronio Casarrubias Salgado, presunto líder de ''Guerreros Unidos'', del juicio por portación de armas de uso exclusivo del Ejército.

Puedes leer: Desde Chicago, Guerreros Unidos guiaron ataque en Iguala

El juez segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, Óscar García Vega, determinó que los dos primeros testimonios de Casarrubias, donde narra la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, no tienen valor probatorio debido a que la Procuraduría General de la República puedo obtener los testimonios bajo tortura.

Esta sentencia absolutoria no implica que el presunto líder criminal quede libre, debido a que aún tiene al menos otro juicio en curso por delincuencia organizada, aunque la determinación del juez tendrá consecuencias en el caso Iguala.

De acuerdo con el juez García Vega, al capo no se le informaron sus derechos de manera inmediata al ser detenido. La declaración ministerial que se obtuvo de Sidronio Casarrubias fue recabada a través de presumibles actos de tortura.

La PGR afirmó que el 16 de octubre de 2014 detuvo a Casarrubias junto con Norman Isaid Alarcón en la carretera México-Toluca, frente al restaurante Fogón Do Brasil en la Marquesa.

El problema es que la Policía Federal Ministerial manifestó que fueron capturados en flagrancia, lo que para el juez no está acreditado, y que había evidencias de que fueron detenidos un día antes.

Tanto Casarrubias como Alarcón declararon que fueron aprehendidos el 15 de octubre dentro del restaurante y no el 16 en la camioneta estacionada afuera de dicho establecimiento, como dijo la PGR.

Sin embargo, el caso dio un giro luego de que Francisco Dávila García y Fabián Rojas Hernández, dos personas que se habían reunido en el restaurante con Norman Isaid, presentaron denuncias el 18 y 20 de octubre de 2014 ante la Procuraduría del Estado de México, en Lerma, por el delito de lesiones.
Cuando Sidronio rindió su declaración dijo que sus aprehensores nunca dijeron ser policías, sino que era un asalto y secuestro, que lo torturaron y violaron, y que no llevaba armas.


Con información de Reforma


kach