ESTADOS

La Miss Sonora que conquistó a 'El H" y llegó a ser líder del narco

Clara Elena Laborín Archuleta quien pasó de ser Miss Sonora a ocupar la cabeza del cártel de los Beltrán Leyva

  • REDACCIÓN
  • 14/02/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La Miss Sonora que conquistó a El H y llegó a ser líder del narco
Clara Elena Laborín Archuleta quien pasó de ser Miss Sonora a ocupar la cabeza del cártel de los Beltrán Leyva (Foto. tomada de la web)

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Muchas mujeres han pasado por las filas del narcotráfico como sicarias o enganchadoras, pero pocas han logrado amasar tanto poder como Clara Elena Laborín Archuleta quien  pasó de ser Miss Sonora a  ocupar la cabeza del cártel de los Beltrán Leyva.

Las autoridades mexicanas creen que la sonorense asumió el liderazgo de la organización tras la detención de su esposo Héctor Beltrán Leyva. El H o El Elegante, como lo apodaban, fue aprehendido el 10 de octubre de 2014 en un restaurante de San Miguel Allende, ubicada a unos 250 kilómetros de la Ciudad de México.

 No encajaba en el estereotipo del narco mexicano. Él vestía de traje y corbata y aparentaba ser un empresario exitoso de bienes raíces. “Es el capo de la droga más aburguesado del que se tenga memoria”, publicó el diario Reforma cuando lo detuvieron. Las autoridades comenzaron a tenerlo bajo la lupa a través de los movimientos de su esposa, quien viajaba constantemente de Sonora a la Ciudad de México.

Laborín Archuleta, conocida como La Señora, era considerada por el Gobierno mexicano como una de las responsables de la violencia que se vive en el puerto guerrerense de Acapulco. Según las investigaciones ha financiado células criminales para disputar el control de la zona al cártel Independiente de Acapulco. 

TE PUEDE INTERESAR: Mi nombre es María, tengo 16 años, y soy sicaria al servicio de Los Zetas

De Miss Sonora a líder del narco


Antes de llegar a la cumbre del cártel, Laborín fue Miss Sonora y en la década de 1990 tuvo alianzas con Guillermo Francisco “Memo” Ocaña, detenido en 2010 por lavado de dinero. De esta forma, los Beltrán Leyva consiguieron infiltrarse en el mundo de los espectáculos.

La Señora saltó a los medios de comunicación en 2010 a raíz de su secuestro por un grupo armado.

En abril de 2010 fue secuestrada en Hermosillo por miembros del Cártel de Sinaloa, rivales de Los Beltrán Leyva. Una semana después fue liberada por sus captores. Según consignaron diarios locales apareció frente a la Universidad de Sonora atada de pies y manos y con un mensaje dirigido a la organización criminal de su marido. 

Los reportes policiales del Gobierno federal retomados por medios nacionales mencionan que La Señora tenía propiedades en Sonora, en el Estado de México, en la capital mexicana y en Guerrero. En 2005, la Fiscalía le aseguró una casa ubicada en el exclusivo fraccionamiento La Herradura, en Huixquilucan, municipio del Estado de México.

Los Beltrán Leyva, conformado por los hermanos Arturo, Alfredo, Héctor y Carlos (todos detenidos o muertos) son originarios de Sinaloa y comenzaron su carrera delictiva al lado de Joaquín El Chapo Guzmán. 

Eran el brazo armado del cártel de Sinaloa y en un principio sólo tenían células criminales en Sonora y Guerrero, pero luego se extendieron a otras zonas del país. En 2008, cuando las autoridades mexicanas detuvieron a Alfredo, sus hermanos acusaron a Guzmán Loera de traición y comenzaron una cruenta batalla.

La Señora fue detenida en 2016, lo que representó  un revés más para la agrupación delictiva, duramente golpeada por el Gobierno mexicano desde 2010.

Tanto que, en la actualidad, se puede decir que está “pulverizado” y que prácticamente “no existe como tal”, señaló a Efe el expertoJosé Reveles.

Y es que sus líderes “están totalmente liquidados, unos presos, otros muertos y otros extraditados”, consideró.

De los Beltrán Leyva, Marcos Arturo murió en un enfrentamiento con la Armada, “el Mochomo” fue extraditado a EEUU y Carlos está preso, al igual que Héctor.

El debilitamiento del cártel provocó que de él surgieran diferentes agrupaciones como los Rojos, los Ardillos o Guerreros Unidos, estos últimos vinculados con la desaparición y presunto asesinato de los 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa en 2014.

Con información de EFE y El País

ktf