FAMILIARES EXIGEN JUSTICIA

"Su cuerpo estuvo en SEMEFO tres años y no nos avisaron"

A pesar de la tragedia y el dolor que implica la muerte de un familiar, afectados aseguran que es mejor tener certeza sobre su paradero
"Su cuerpo estuvo en SEMEFO tres años y no nos avisaronEl principal argumento que las familias reciben de las autoridades es que el exceso de trabajo les impide tomar muestras de ADN. (Foto por Héctor Raúl González)

MORELOS (La Silla Rota).- Desde que el joven desapareció la familia interpuso denuncias y comenzó la búsqueda. Dos semanas después de no tener noticias los familiares se realizaron pruebas de ADN y las entregaron a las autoridades estatales.

LEE TAMBIÉN: Aumentaron 38% de las desapariciones; 13 personas por día 

El 24 de julio de ese año, cuatro meses después de angustia por la desaparición, el cadáver de Jesús fue encontrado y llevado a las instalaciones del Servicio Médico  Forense de Cuautla.  Pero la familia todavía vivió el calvario de la búsqueda tres años más. En septiembre de 2017  la fiscalía avisó a la familia que podría tener el cuerpo de Jesús.


"No es justo que nos estén haciendo eso, que sigan burlándose de nuestro dolor, ahorita en este momento lo que nosotros sentimos es odio, coraje, impotencia porque las mismas autoridades nos están haciendo esto, siendo que ellos son los que nos deben de ayudar a esclarecer nuestros casos y no están haciendo su trabajo como debe de ser", comenta Georgina.

A pesar de la tragedia y el dolor que implica la muerte de un familiar, asegura que es mejor tener certeza sobre su paradero.

"En cierta forma nos da tranquilidad porque ya los tenemos, ya sabemos dónde ir a llorarles, ya no estamos con la preocupación  de  si les están haciendo algo, si los están martirizando, es un descanso para nosotros".

Sobre el tema, la Fiscalía del estado aseguró a La Silla Rota que siguen trabajando en identificación de cadáveres y ahora cuentan con más información para hacerlo cada vez más rápido  y de manera efectiva. 

Pero el caso de Jesús  no es el único.

Otro de los casos es el de Neida Lucía Salas, cuyo cadáver permaneció un año y medio en las instalaciones del Semefo, a pesar de que la Fiscalía contaba con muestras genéticas de su familia que permitían su identificación.


"A mi hija la tuvieron en el Semefo durante año y medio también como desconocida. Desapareció el 26 de febrero del 2016, la levantaron en Jiutepec. Su cuerpo lo encontraron el 25 de junio, del 2016 también... El 26 de diciembre del 2017 lo entregaron, año y medio después", expresó Lucía Salas, madre de Neida.

El principal argumento que las familias reciben de las autoridades es que el exceso de trabajo les impide tomar muestras de ADN a todos los cuerpos que llegan al Semefo, comenta. 

"Que tienen mucho trabajo, que había mucho trabajo, que con las fosas de Tetelcingo, las de Jojutla y que había mucho trabajo, eso fue lo que me dijeron porque yo les pregunté ¿por qué después de año y medio me habían avisado? Es una impotencia porque después de que anda uno buscando y tanto sufrimiento y dolor... ella tenía un niño y él pregunta por ella, y no saber qué decirle a su hijo, porque no sabíamos cómo estaba", expresó Lucía.

Otro caso es el de Dalila, quien a sus 25 años de edad desapareció en febrero de 2016.


"Ella desaparece el 26 de febrero del 2016 y cuando ellos me avisan fue el 26 de diciembre del año pasado. A ella la encontraron en Yautepec y aseguraron el lugar a donde ella la tenían porque la mataron y la enterraron y las autoridades dicen que no podían identificar que era mi hija por el estado de descomposición en el que ella se encontraba. La prueba que me hicieron (de ADN) fue el 5 de junio del año pasado, nunca más antes me tomaron una prueba, ni a mi niño, ni a mí", comenta en entrevista a La Silla Rota Piedad Campos, madre de Dalila.

Para evitar que casos como el de ellas se repitan, familiares de víctimas de desaparición exigen que los responsables de las omisiones y negligencias cometidas por la Fiscalía sean llevados ante la justicia para ser castigados.

"Yo lo que pido es justicia porque no es justo que nos hagan esto, año y medio yo estuve , o más de año y medio porque casi los dos años fueron que mi hija estuvo desaparecida y yo no tenía ninguna noticia, ninguna respuesta por parte de las autoridades y yo lo que pido es que se nos haga justicia porque no es justo, mi hija me dejó un pequeñito y no es justo que nos hagan esto.

Que las autoridades se pongan a trabajar y hagan su trabajo porque no sabemos cuántos casos más cómo este pues hayan pasado antes de nosotros, eso es lo que yo estoy pidiendo", dice Piedad Campos.

Al respecto, la Fiscalía del Estado aseguró que ha estado en coordinación con las víctimas. "Hemos trabajado desde un principio con familiares de víctimas desaparecidos,sosteniendo reuniones de trabajo, en las que se da seguimiento a sus asuntos; a la par, se realizan diligencias pertinentes y necesarias en su búsqueda, aplicando protocolos de investigación, solicitando apoyo interinstitucional, y desde luego recabando muestras genéticas a familiares, que se procesan científicamente, pero que de la misma manera son confrontadas con la totalidad  de los perfiles genéticos  que se  recaban a los cadáveres que se encuentran en el Servicio médico forense, esto último, que requiere de un estudio científico detallado y muchas veces lento y complejo, atendiendo a la naturaleza de la muestra recabada", señaló en una ficha informativa a solicitud de La Silla Rota. 


"El compromiso de la Fiscalía sigue. Hoy tenemos un banco de datos que no se tenía. Hoy tenemos un album de todos y cada uno de los cadáveres que se encuentran en calidad de desconocidos. Y seguimos invitando a toda aquella persona que busca a un familiar a qué se acerque a fiscalía para dejar muestra de sangre y obtener ADN, que nos pueda llevar en su caso, a lograr la identidad de personas buscadas en Morelos y otras entidades federativas", agregó en el documento.

LEA TAMBIEN


Crisis en Semefo: muchos muertos, pocos forenses

El servicio médico forense opera con una saturación de cadáveres, ocho cámaras de refrigeración y 22 peritos

LEA TAMBIEN


Causa malestar olor fétido del Semefo en Boca del Río

Vecinos y transeúntes señalan que un olor desagradable emana de las instalaciones del Semefo en Boca del Río; algunos presentan dolores de cabeza y nauseas












Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información