NACIÓN

Sedena detecta 1,684 tomas clandestinas y río de combustible

Los ductos en los que más tomas clandestinas han sido reportadas son Tuxpan-Azcapotzalco, con 636; Tuxpan-Tula, con 441; y Tula-Salamanca, con 356

  • REDACCIÓN
  • 28/01/2019
  • 11:07 hrs
  • Escuchar
Sedena detecta 1,684 tomas clandestinas y río de combustible
La fuga se controló y se reparó el ducto, sin embargo, los canales de riego resultaron contaminados a raíz del derrame (Especial)

En tres semanas, el gobierno de México ha recibido mil 684 alertas de tomas clandestinas en ocho ductos de Petróleos Meixcanos (Pemex) en la República Mexicana, informó este lunes la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En conferencia de prensa, el general Homero Mendoza afirmó que los elementos del ejército encontraron 369 tomas clandestinas que Pemex no había reportado y destacó que, del total de tomas clandestinas encontradas, 600 ya han sido atendidas.

Nos quedan estas mil 22 que nos obliga a realizar un esfuerzo adicional que nos obliga a hacer unos reconocimientos más intensos, pero también la necesidad que Pemex reestructure células de atención de estas tomas clandestinas y podamos tener un trabajo más eficiente”, dijo el general.

Los ductos en los que más tomas clandestinas han sido reportadas son Tuxpan-Azcapotzalco, con 636; Tuxpan-Tula, con 441; y Tula-Salamanca, con 356.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Fox reconoce huachicol en su gobierno; AMLO le responde

Posteriormente, expuso las acciones de Pemex y Sedena ante un derrame de hidrocarburo en San Juan del Río, Querétaro, ocasionado por una toma clandestina. La fuga se controló y se reparó el ducto, sin embargo, los canales de riego resultaron contaminados a raíz del derrame.

Esto confirma el riesgo que representa este tipo de actividades ilícitas porque cualquier flamazo provoca el incendio y las personas que se acercan a tomar en combustible pueden presentar alguna lesión”, aseguró Homero Mendoza.

Otra toma clandestina fue encontrada en el municipio de Zapotlanejo, Jalisco. En el lugar no se percibía olor alguno que pudiera alertar a las autoridades. A dos kilómetros del lugar donde se realizó la toma clandestina, y siguiendo el recorrido de la manguera de alta presión, Sedena encontró el lugar donde se estaba “envasando” dicho líquido.

cmo