SACERDOTES ASESINADOS

Dos versiones de la controvertida foto del padre asesinado

La fotografía, en la que el padre Germaín Muñiz aparece circuló en redes sociales hace meses, pero se hizo viral con la muerte de los sacerdotes
Dos versiones de la controvertida foto del padre asesinadoLa controversial fotografía (Foto. Tomada de web)

Ciudad de México (La Silla Rota).- A raíz del asesinato de dos sacerdotes en la carretera Iguala-Taxco y de la aparición de un par de fotografías en las que se observa a uno de ellos, Germaín Muñiz posar con un arma larga y con hombres encapuchados, surgen un par de versiones que podrían explicar el origen de la imagen. 

TE PUEDE INTERESAR: Así asesinaron a los sacerdotes en Taxco 

Lo confundieron con un integrante de la delincuencia: FGE

La Fiscalía señaló que los sacerdotes asesinados estaban en una fiesta en Juliantla, bailando y tomando bebidas alcohólicas. 

La "narcofiesta" estuvo plagada de personas pertenecientes a diversos grupos delictivos de Guerrero, Morelos y el Estado de México; en el lugar no hubo seguridad municipal, hecho que lo que "facilitó que las personas pertenecientes a diversos grupos delictivos acudieran y lo hicieran portando armas de fuego, consumiendo bebidas embriagantes y probablemente drogas", indicó el fiscal Olea Pelaez.

En el baile se presentó un conflicto entre sujetos no identificados que deseaban bailar con las acompañantes de los sacerdotes, por ello se desprende la existencia del conflicto previo al ataque armado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) señaló que los grupos criminales identificaron al padre Germaín Muñiz García como parte de un grupo delincuencial que opera en Mezcala y Carrizalillo, debido a las fotografías donde aparece portando un arma junto a hombres encapuchados y armados.

La fotografía donde el padre Muñiz García posa con el arma larga circuló por redes sociales hace algunos meses, pero a raíz de su muerte se hizo viral.

Obispo dice que sacerdote  "tenía que saludar"

El obispo de la de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, afirmó que el sacerdote que aparece en las fotografías tenía que "saludar" a los criminales para poder pasar por su "territorio".

"Él tenía que atravesar todos esos territorios donde estaban los narcotraficantes. Pero de que el padre tenía que saludarlos, tenía que dialogar con ellos, lo tenía que hacer, porque tenía que pasar por su territorio, sino cómo pasaba", declaró Rangel Mendoza.

El obispo rechazó que los sacerdotes anduvieran de "parranderos", afirmó que estaban en la fiesta porque la familia de Joan Sebastian los atrajo, pues Germain Muñiz fue "un apasionado por la música" y deseaban que les grabaran un disco.

LEA TAMBIEN


Esto se disputan CJNG y Cártel de Sinaloa en Colima

Actualmente, la entidad se encuentra una crisis de violencia nunca antes registrada en su historia

Con información de Proceso y Excélsior

wh




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información