ATENCIÓN

La estafa romántica, ¿Cómo detectarla?

La pesadilla económica y emocional que han experimentado todas estas mujeres y hombres tiene nombre propio: ´romance scam´, ´estafa romántica´
La estafa romántica, ¿Cómo detectarla?Estafa romántica (Foto. tomada de la web)

Chico conoce a chica a través de internet, chica se enamora de chico y chico le corresponde con el mismo afecto. O eso cree ella. La historia de amor, en esta ocasión, no tiene un final feliz. La mujer –mujeres, porque el número asciende a por lo menos 17– termina estafada por el galán de nombre Albert Cavallé Ortín, un español de 36 años que seducía a sus víctimas, a las que conocía por medio de aplicaciones de citas como Tinder o Meetic, y luego las estafaba y robaba.

Atención. Estas son la señales de un cajero 'truqueado' para robarte

Su ´modus operandi´ era siempre el mismo: seleccionaba a mujeres de mediana edad, las enamoraba y, tras entablar una relación con ellas, las convencía para que le prestaran dinero o le dieran acceso a sus tarjetas de crédito. El monto total de sus estafas se eleva a 150.000 euros, algo más de 3 millones y medio de pesos, según la Policía.

Cavallé Ortín solía utilizar identidades falsas, pero de vez en cuando se atrevía a contactar a sus víctimas con su verdadero nombre. Esto último facilitó su captura en Barcelona (España), a finales de marzo de este año. Hoy se le sigue un proceso judicial por varios delitos de estafa.

La pesadilla económica y emocional que han experimentado todas estas mujeres tiene nombre propio: ´romance scam´, ´estafa romántica´, un nuevo formato de desfalco a la luz del surgimiento y expansión de las páginas y aplicaciones para encontrar pareja.

Está tan extendido que el FBI tiene una entrada especial en su página web titulada ´Cuidado con los estafadores románticos que buscan más que amor´.

De acuerdo con la agencia estadounidense, solo en 2017 estos estafadores recaudaron 210 millones de dólares en Estados Unidos, más de 584.000 millones de pesos, y se recibieron más de 15.000 denuncias por este tipo de fraude.

Enamoradas y estafadas

Lizeth tenía 53 años cuando conoció por Tinder a Charles Ben, un hombre de la misma edad que decía ser escocés. Trabajaba en la industria del petróleo, era viudo –su mujer había fallecido de cáncer– y tenía un niño de 5 años. La colombiana empezó a intercambiar mensajes con él. Al poco tiempo, Charles le dijo que la amaba y que iba a viajar a Colombia para casarse con ella. Le indicó que por este motivo le mandaría un paquete con dinero para que organizara la boda.

Todo iba bien hasta que Lizeth recibió una llamada de una supuesta empresa de envíos en la que le informaban que el paquete sobrepasaba el dinero en efectivo permitido y debía pagar una multa de 1.500 dólares.

Él trató de convencerla de que pagara la multa; la chantajeó y reprendió con dureza en varias ocasiones.

Ella nunca consignó el dinero. Primero porque no lo tenía, y segundo, porque su sobrina, Angie Peñaranda Rey, fue más lista que Ben:

El tipo desapareció de las redes y dejó de contestar los mensajes. "Ya tiene una foto nueva en WhatsApp que no coincide con la anterior", cuenta Angie.

Este diario contactó a Ben para conocer su versión. Tras notificarle el motivo de la llamada y reconocer los hechos, dijo con total cinismo: "Sí, es verdad. ¿Y qué vas a hacer al respecto?". Luego bloqueó las comunicaciones.

Me pareció raro y me puse a investigar en internet, hasta que encontré una historia igualita y luego otra y otra más. Si hubiera tenido la plata, mi tía la pagaba. Ella estaba muy ilusionada.

Los casos de personas envueltas en un caso de estafa en los que el estafador resulta ser su pareja no se limitan a lo virtual, también se dan en la vida real.

María Clara, nombre ficticio a petición de la víctima, empezó a salir con su novio en 2011. Ella tenía 37 años y él 42. Conocía a su hermana desde el colegio, y los hijos de ambas estudiaban en la misma institución, por lo que nunca sospechó de él: procedía de una familia bien , con buena posición social.

Durante el año que duró la relación, le pedía a María Clara pequeñas cantidades de dinero para "comprar zapatos o ropa", con la promesa de devolvérselos.


"Mi empresa me daba unos bonos, y él se encargaba de canjearlos, pero nunca me daba la plata exacta", dice.

Poco a poco, el hombre se fue metiendo más y más en su vida, y finalmente se fue a vivir con ella, un paso lógico en una relación que se consolida. Fue entonces cuando le pidió una suma considerable para conseguir un trabajo, pues para entrar a esa empresa –dijo– le pedían un aporte a la sociedad. 

Todo cambió cuando la diseñadora de moda, bilingüe y con varias maestrías perdió su trabajo. Ese fue el detonante que reveló el verdadero rostro de su novio:


"Yo ganaba muy bien, pero sin empleo ya no era interesante para él, así que desapareció".

Este falso amor le costó a María Clara unos 10 mil pesos.

La cuestión del género

Si bien la mayoría de casos que transcienden de estafas en la pareja, y también de ´romance scam´, afectan principalmente a mujeres, Edith Aristizábal, doctora en psicología y docente del Departamento de Psicología de la Universidad del Norte, sostiene que no es un delito que las afecte exclusivamente a ellas. Lo que pasa, explica, es que existe un condicionante de género, pero vinculado al acto de denunciar: la mujer es más proclive a denunciar públicamente estos casos porque hay una tendencia a asociar vulnerabilidad con la forma de ser femenina. En cambio, por estos mismos estereotipos de género, es menos probable que un hombre reconozca que se dejó estafar por amor.

Consejos para evitarlo

Debido al anonimato en el Internet, las mentiras y los fraudes pueden ser increíblemente fáciles. Si no tienes cuidado, puedes ser víctima de un fraude y perder tu tiempo (y tus sentimientos) o incluso dinero. Así que, ¿cómo puedes saber si la persona con quien te has contactado por medio de un sitio para citas en línea es honesto o un estafador?

Pasos:

1.-Mira su foto de perfil. Si su foto de perfil se ve tomada por un profesional y puede encontrarse en un sitio de modelado, hay probabilidades de que la persona haya robado la foto. Seguro, quizás se trate de un modelo solitario, pero ¿qué tan posible crees que sea eso?

2.- Observa la proporción de su estatura y su peso. Si alguien está desesperado por sonar bien, quizás no recuerden que algo tan alto como 1,80 y que pese 40 kg no es nada proporcional, a menos que su dieta sea irracional.

3.- Observa si tienen un anillo de matrimonio en la foto a pesar de decir que son solteros. Depende de ti el involucrarte en una aventura o no, pero recuerda esto: si te han mentido sobre su estado marital, ¿sobre qué otras te pueden haber mentido?

4.- Toma en cuenta su ocupación. El trabajo de un estafador suele ser algún tipo de "ingeniero" para los hombres y "modelo" para las mujeres. Es otra forma de hacerse ver como una buena elección. Los ingenieros hacen mucho dinero, y las modelos generalmente son hermosas. ¿Acaso eso no suena asombroso?

5.- Lee su carta de presentación. Los estafadores a menudo usan la frase "Recuerda que la distancia o el color no importan, pero el amor importa demasiado en la vida". Esa frase se ha usado en muchos correos electrónicos de amor falsos.

6.- Ten cuidado si inmediatamente quieren sacarte del sitio y pasarse a platicar por un chat de mensajería instantánea. Aunque puede ser que simplemente les guste más el chat, las conversaciones que tengan allí tal vez no se puedan reportar en el sitio web, permitiendo que su perfil se mantenga de manera que puedan atraer a otras personas.

7.- Revisa su ortografía y gramática. Mientras que muchas personas tienen mala gramática u ortografía, observa si es inconsistente con la forma de hablar de donde la persona dice ser. También, si es una conversación con audio, fíjate si su acento es de donde dijo ser (si la persona lo mencionó antes, claro está).

8.- Sé cauteloso si parecen ponerse muy serios demasiado rápido. Esto puede incluir el uso inmediato de nombres cariñosos/apodos (ej. amor, bebé, cariño, mi vida, etc) , o hablar sobre el matrimonio después de unas cuantas conversaciones por chat. También es posible que digan que el destino/la suerte/Dios los ha juntado y que no pueden vivir sin ti. La mayoría de estas cosas son para atraerte.

9.- Haz preguntas personales, incluyendo aquellas sobre el lugar donde dicen vivir. A los estafadores no les gusta contestar preguntas sobre ellos y con frecuencia escribirán incorrectamente las ciudades de donde dicen ser. Si no conocen los lugares y atracciones importantes de la ciudad es otra señal. Si dicen ser de un país diferente, es mejor alejarse inmediatamente, sin importar qué tan encantadores sean.

10.-Detén cualquier comunicación, y repórtalos, si te piden dinero por cualquier razón. Algunas veces dicen que están en el hospital y que el doctor no realizará la operación que necesitan hasta que les mandes el dinero. También pueden decir que están tan enamorados(as) que necesitan verte, pero requieren el dinero para poder ir a visitarte.

11.- Pídeles ver una foto con su cara claramente visible y su nombre de usuario escrito en una hoja de papel o en su mano. Por lo menos, te demostrará que es la persona en la foto. O incluso mejor, habla con ellos a través de una cámara web, si tienen una. Sin embargo, esto no significa que todo lo que digan sea verdad. Algunos servicios como Chat Roulette pueden ser manipulados para mostrar una foto de, por ejemplo, Justin Bieber, en lugar de su verdadero yo.

Consejos

Si dicen ser de Estados Unidos o del Reino Unido, pero están en otro lugar por trabajo, lo más probable es que sean estafadores de otro país.

Es posible que se vuelvan verbalmente abusivos si los rechazas, así que sólo bloquéalos y sigue adelante. No pierdas tu tiempo en personas así.

Nunca puedes estar 100% seguro de que todo lo que dicen es la verdad. Sólo puedes buscar por banderas rojas. Incluso en la vida real, las personas mienten y engañan todo el tiempo. No seas su próxima víctima.

No uses los mismos nombres de usuario y correos para tu perfil de citas que el que usas para tu vida personal/profesional. Tus nombres de usuario y correos pueden ser tomados y puestos en listas de correo basura, y es mucho más fácil de ignorarlo si el correo basura no llega a tu correo principal.

Si sólo tienen una pequeña cantidad de fotos y dicen que no pueden conseguir más, es una señal de que robaron las imágenes de alguna parte y su fuente no tiene más imágenes para robar. Sin embargo, algunas veces las personas realmente no tienen una forma de obtener más fotos por varias razones, de todas maneras es una bandera roja.

Nunca le envíes dinero a un extraño en línea.

LEA TAMBIEN


Modus operandi de robo de autos por internet

A pesar de que el delito se había reducido el último año, vuelve el robo por internet






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información