NACIÓN

Radiografía de los gastos en exceso del gobierno de Peña Nieto

Año con año, el gobierno de Enrique Peña Nieto se registró un gasto superior al presupuestado, de 6.7% en promedio

  • REDACCIÓN
  • 22/08/2019
  • 07:58 hrs
  • Escuchar
Radiografía de los gastos en exceso del gobierno de Peña Nieto
La Oficina de Presidencia fue el departamento con el mayor sobregasto. (Cuartoscuro)

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se ejercieron recursos por encima de lo presupuestado, señalan datos de la Cuenta Pública. El sobregasto es mayor a los 2 billones de pesos del erario, precisa la dependencia.

En 2016 se registró el mayor exceso en el presupuesto público aprobado por la Cámara de Diputados, cuando el gobierno de EPN dispuso de 5.4 bdp, cuando lo avalado sumaba 4.8 billones, según información del diario Reforma. 

Se calcula que por año, se rebasaron los fondos en un promedio de 6.7%.

De manera desglosada, la Oficina de Presidencia fue el departamento con el mayor sobregasto, superior en 61%. Turismo, Relaciones Exteriores y Hacienda le siguen en el listado, con 52%, 33% y 30 por ciento, respectivamente.

En tanto, debido a los cambios contemplados en la reforma energética, o los gastos derivados de los fondos Sectorial Hidrocarburos y Sectorial Diversificación Energética, entre otros aspectos; la Secretaría de Energía rebasó 18 veces los recursos asignados. 

Por su parte, la Secretaría de Educación Pública (SEP) superó su presupuesto por 152 mil millones de pesos.

INGRESOS EXTRAS

No obstante, apunta la Auditoría Superior de la Federación, el balance presupuestario se alinea al nivel aprobado en la cámara baja, lo que se explica con que los gastos en exceso se pagan con ingresos superiores a los estimados -una práctica común al momento de elaborar pronósticos de ingresos-, mismos que son reasignados al interior de las dependencias.

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) recuerda el argumento de la Secretaría de Hacienda de calcular “ingresos prudenciales”, con el fin de no tener que hacer recortes sobre el presupuesto.

"Sin embargo, siempre quedó un dejo de sospecha porque al estar subestimando ingresos se daba mucha discrecionalidad por el lado del gasto", detalló Villarreal.

 

djh