MUNDO

Ellos son “La Manada”, fanáticos de futbol sentenciados por violación tumultuaria

El grupo violó una joven de 18 años, la grabaron y se mofaron del crimen en redes sociales... sólo recibieron nueve años de prisión

  • REDACCIÓN
  • 27/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Ellos son “La Manada”, fanáticos de futbol sentenciados por violación tumultuaria
Ellos son los miembros de “La Manada” (Foto tomada de la web)

Alfonso Cabezuelo, José Ángel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Guerrero acudieron a las populares fiestas de San Fermín, en España, en julio de 2016.

Ahí conocieron a una mujer de 18 años a quien, con engaños, llevaron al interior del edificio donde ella vivia para violarla tumultuariamente durante 20 minutos.

Tras consumar el crimen, dejaron a la joven desnuda abandonada en el lugar, no sin antes robarle sus pertenencias.

La mujer presentó una denuncia en contra de sus agresores, a quienes apodaron La Manada, debido a que este era el nombre de su grupo de Whats App donde comentaban y se burlaban de la violación de la joven de 18 años. 

Tras casi dos años de los hechos y un largo juicio, donde la victimizaron porque supuestamente no se mostraba afectada por la violación, los cinco sujetos fueron condenados sólo nueve años de cárcel y no por violación, sino por abuso sexual colectivo, delito considerado menos grave.

La decisión provocó movilizaciones en toda España rechazando la corta sentencia.

Pero, ¿Quiénes son estos cinco hombres que forman parte de “La Manada”?

José Ángel Prenda, el líder

Nacido el 25 de diciembre de 1989 y con 29 años, José Ángel Prenda es considerado el líder de “La Manada”.

Sin trabajo, es hijo de un panadero sevillano y lo apodan “Joselito el Gordo”.

Con antecedentes penales, participó en una pelea multitudinaria y fue sentenciado a dos años de prisión por robo.

Es miembro de la afición ultra del Sevilla C. F, llamada Biris Norte. Incluso, ya detenido por violación, en enero de 2017, fanáticos del club le rindieron un “homenaje” desplegando en el estadio de la ciudad una pancarta en la que podía leerse "Gordo".

José Ángel Prenda habría escogido a la víctima, pues había hablado con ella primero en un banco de la plaza del Castillo tras un concierto.

En octubre 2016, “Joselito el Gordo” publicó una carta donde se decía inocente y pedía perdón si había lastimado en algún momento a la víctima.

“Si en algún momento le hicimos sentir mal, ya lo estamos pagando con creces; en su mano está acabar con el sufrimiento inmerecido de cinco familias. Cinco familias completamente destrozadas por una mentira que estoy seguro en su día diría para salir del paso", decía la carta.

Alfonso Jesús Cabezuelo, el veterano

Nacido el 20 de noviembre de 1988, Alfonso Jesús Cabezuelo es el mayor de La Manada con 30 años de edad.

Trabajaba como soldado en la Unidad Militar de Emergencias (UME) de Morón de la Frontera (Sevilla), pero fue expulsado de la institución tras la violación.

Como señas particulares, Cabezuelo tiene un tatuaje en el pie: las fauces de un lobo con el lema: "El poder del lobo reside en La Manada".

Al igual que “Joselito el Gordo”, Alfonso Jesús forma parte de la afición ultra del Sevilla C. F, llamada Biris Norte.

Tiene, además, tres antecedentes penales por lesiones, riña tumultuaria y desorden público.

Alfonso Jesús Cabezuelo fue el encargado de grabar la violación tumultuaria, sin embargo, borró la grabación por miedo a que su novia lo viera.

Ángel Boza, el novato

Nacido el 17 de octubre de 1991 y con 26 años, Ángel Boza es el más joven de La Manada proveniente de una pobre familia sevillana.

Su participación en las fiestas de San Fermín sería su iniciación dentro de La Manada”.

Él era el único que no estaba dentro del grupo de Whats App donde se mofaban de la violación.

Ángel Boza tiene antecedentes por robo con fuerza, conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, así como por negarse a someterse a los test.

Boza fue el primero que hizo contacto físico con la víctima, al besarla al entrar al edificio donde luego sería violada.

Jesús Escudero, el peluquero

Nacido el 26 de junio de 1990 y con 27 años, Jesús Escudero es el único miembro de “La Manada” que no tiene antecedentes.

Trabajaba como peluquero en un negocio familiar en Sevilla, incluso, dentro de la cárcel ha seguido dicho oficio.

Tiene el tatuaje de la huella de lobo, el cual fue fundamental durante el juicio, pues fue uno de los detalles que la víctima presentó tras su denuncia.

En su celular fue encontrada una grabación de 96 segundos donde se muestran los hechos.

"En mi vida he violado a nadie. Yo odio a los violadores. A mi pareja la violaron con 14 años, en dos años sale ese tío y yo le decía que le iba a matar. Fue todo consentido y nos tenéis encerrados en la cárcel”, declaró Jesús Escudero ante el juez.

Antonio Manuel Guerrero, el ladrón

Nacido en 1989, de Antonio Manuel Guerrero se sabe poco pues un tribunal prohibió la publicación durante el juicio de su identidad y datos personales.

Sin embargo, podría ser parte de una institución castrense, pues al igual que José Ángel Presa, se encuentra en una prisión militar.

Dentro de su celular también fueron encontradas grabaciones de la violación tumultuaria.

Fue él quien le robó el celular a la víctima después de cometer el delito sexual, de lo único que se declara culpable, pues se dijo inocente de la denuncia de violación.

"Me arrepiento del hurto del móvil. Pido perdón públicamente. De los demás delitos que se me imputan soy inocente y confío plenamente en esta sala", dijo en su declaración final.

Con información de El Mundo

rgg