NACIÓN

¿Quién es Mario Cárdenas Guillén, el líder del cártel del Golfo que será extraditado a EU?

Proveniente de una dinastía criminal, Cárdenas Guillen lideró el cártel de Golfo en los últimos años de auge.

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 30/04/2019
  • 18:38 hrs
  • Escuchar
¿Quién es Mario Cárdenas Guillén, el líder del cártel del Golfo que será extraditado a EU?
¿Quién es Mario Cárdenas Guillén, el líder del cártel del Golfo que será extraditado a EU? (Foto Especial)

Con sobrepeso, mirada cansada, calvo y de grande estatura, así es Mario Cárdenas Guillen, apodado como “El Gordo”, “El M1” o “El Metro 1”, quien fuera líder del cártel del Golfo hasta su captura en 2012.

Su nombre vuelve a surgir de dentro del penal del Altiplano luego que el gobierno de Estados Unidos solicitara a las autoridades mexicanas que lo extraditaran.

Proveniente de una dinastía criminal, Cárdenas Guillen lideró el cártel de Golfo en sus últimos años de auge.

Asentados en Tamaulipas, pero con sus tentáculos criminales alcanzando de norte a sur todo el golfo del país, esta organización criminal estuvo en sus mejores momentos liderado por Osiel Cárdenas Guillen, hermano de “El Gordo”.

LEE ADEMÁS: La guerra que Los Zetas y el CJNG llevaron a Veracruz

Sin embargo, la detención de Osiel, y posterior extradición en 2003, provocó el debacle del cártel del Golfo.  

En su lugar quedó Ezequiel Cárdenas Guillen, alias “Tony Tormenta”, hermano de Osiel y Mario, quien sufrió la ruptura del cártel del Golfo y Los Zetas”, entonces brazo armado de dicha organización criminal.

Osiel y Ezequiel Cárdenas Guillén

El poderío que, a través de la atroz violencia, alcanzaron “Los Zetas” de la mano de Heriberto Lazcano, “El Lazca”, permitió que ejercito personal del cártel del Golfo se convirtiera en una organización independiente.

Siete años al mando estuvo “Tony Tormenta” cuando, en 2010, fue abatido en un enfrentamiento con las Fuerzas Armadas.

PUEDES LEER: Mario Estrada, de candidato presidencial a traficante del cártel de Sinaloa

Fue entonces cuando Mario Cárdenas Guillen tuvo que hacerse a cargo del cártel del Golfo.

Aunque le tomó varios años alcanzar el frente del cártel, el historial delictivo de “El Gordo” era largo, incluso había sido detenido anteriormente.

Estuvo preso en Matamoros, Tamaulipas, de 1995 a 2003, desde donde seguía manejando el tráfico de droga, por lo que tuvo que ser transferido a otro penal en Jalisco hasta que fue liberado en 2007, para continuar en las filas del cártel del Golfo.

Sin embargo, el debilitamiento del cártel provocó inconformidades dentro de la organización, capos que habían obtenido poder criminal pensaban que ya era hora que los Cárdenas Guillen dejaran la cabeza de la banda del narcotráfico del golfo, fue así que nacieron varias células disidentes.

TAMBIÉN LEE: El día que casi matan a El Mayo Zambada

Así nacieron “Los Metros”, liderados por José Eduardo Costilla Sánchez, “El Coss”, un expolicía municipal de Matamoros, quien se convirtió en el hombre de confianza de Osiel Cárdenas.

José Eduardo Costilla Sánchez, “El Coss

El Coss” y Mario Cárdenas Guillen, de la mano de su nuevo brazo armado, “Los Rojos”, mantuvieron una disputa interna por el liderato del cártel del Golfo.

Ambos, sin embargo, fueron detenidos en 2012, dejando a su paso la semilla de la violencia en tierras tamaulipecas, misma que continua hasta la fecha.

En prisión, Cárdenas Guillen era vecino de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", líder del cártel de Sinaloa, cuando este último se fugó del penal del Altiplano en 2015.

De las siete células criminales que la Fiscalía General de la República detecta emanadas del cártel del Golfo, “Los Rojos” y “Los Metros” son los más violentos.

Los Rojos” operan principalmente en Matamoros, también en tierras tamaulipecas. En tanto, “Los Metros” operan principalmente en Reynosa, Tamaulipas, desde donde maniobran la mayoría de los territorios del Cártel del Golfo.