NACIÓN

Preguntas para entender qué es la justicia transicional

El equipo de AMLO la promueve y tiene que ver con procesos para resolver problemas derivados de un pasado de abusos a gran escala

  • REDACCIÓN
  • 17/07/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Preguntas para entender qué es la justicia transicional
¿Qué es la justicia transicional? (Tomada de la web)

Durante las últimas semanas el término “justicia transicional” ha sido utilizado por el equipo del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, específicamente por la ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero, quien se perfila para ser la titular de la Secretaría de Gobernación en el próximo sexenio.

Las Naciones Unidas han definido la justicia transicional como "toda la variedad de procesos y mecanismos asociados con los intentos de una sociedad por resolver los problemas derivados de un pasado de abusos a gran escala, a fin de que los responsables rindan cuentas de sus actos, servir a la justicia y lograr la reconciliación".

De acuerdo con el Centro Internacional para la Justicia Transicional, ésta alude a las formas en que países dejan atrás periodos de conflicto y represión utilizan para enfrentarse a violaciones de derechos humanos masivas o sistemáticas, de tal magnitud y gravedad que el sistema judicial convencional no puede darles una respuesta adecuada.

La justicia transicional emana de la rendición de cuentas y de la reparación para las víctimas. Al priorizar la atención a las víctimas y su dignidad, señala el camino que debe seguir un compromiso renovado con la seguridad de los ciudadanos corrientes en su propio país, para protegerlos verdaderamente de los abusos de las autoridades y de otras violaciones de derechos.

Las atrocidades masivas y los abusos sistemáticos destruyen las sociedades y su legado puede producir fragilidad: ocasionando debilidad, inestabilidad, politización y escasez de recursos a instituciones políticas y judiciales como el Parlamento, los tribunales, la policía y la Fiscalía.


¿Qué objetivos tiene la justicia transicional?

*Crear instituciones responsables y recuperar la confianza en ellas.

*Posibilitar el acceso a la justicia de los sectores sociales más vulnerables después de las violaciones de derechos.

*Conseguir que mujeres y grupos marginados participen verdaderamente en la búsqueda de una sociedad justa.

*Respetar el Estado de derecho.

*Facilitar los procesos de paz y promover resoluciones duraderas para los conflictos.

*Sentar las bases para afrontar las causas subyacentes del conflicto y la marginación.

*Fomentar la reconciliación.


Los objetivos de la justicia transicional variarán en cada situación, aunque sus rasgos — el reconocimiento de la dignidad de los individuos, la reparación y la admisión de las violaciones de derechos, y el objetivo de impedir que se repitan— sean constantes"

¿Qué elementos componen la justicia transicional?


La magnitud de los abusos y la fragilidad social conllevan que no todas las violaciones de derechos se aborden como se haría en circunstancias normales. Normalmente, se insiste en cuatro tipos de “enfoques”:

*Procesos penales, por lo menos contra los principales responsables de los crímenes más graves.

*Procesos de “esclarecimiento de la verdad” (o investigaciones) sobre las violaciones de derechos por parte de órganos no judiciales. Son iniciativas diversas, pero suelen centrarse no sólo en los acontecimientos, sino en sus causas y consecuencias.

*Reparaciones de diversas formas— individuales, colectivas, materiales y simbólicas— en caso de violaciones de derechos humanos.

*Reformas jurídicas e institucionales que pueden afectar a la policía, la justicia, el ejército y los servicios de información militar.

Estos enfoques no deben considerarse mutuamente excluyentes. Por ejemplo, las comisiones de la verdad no sustituyen a los procesos judiciales. Sus objetivos son distintos, ya que ofrecen un grado de reconocimiento mucho mayor y combaten la cultura de la negación.

¿De dónde procede la expresión “justicia transicional”?

La acuñaron en la década de 1990 varios académicos estadounidenses para aludir a las diferentes maneras que tenían los países de solventar los problemas que se les presentaban cuando un Gobierno llegaba al poder después de que sus antecesores cometieran violaciones de derechos masivas.

Sólo era una expresión descriptiva. No daba a entender que hubiera un enfoque normalizado y ni siquiera principios comunes, como se desprende de la enorme variedad de métodos que los diferentes países decidían aplicar o no al afrontar esos abusos.

La expresión, sobre todo en Estados Unidos, acabó calando, debido al gran interés que había en cómo lidiarían los antiguos países del bloque soviético con el legado del totalitarismo.

¿Qué no es la justicia transicional?

No es un método para acabar con todos los defectos de una sociedad. Las prolongadas luchas sociales y políticas en pro de la justicia y la igualdad de oportunidades pueden beneficiarse de la justicia transicional, pero no se acaban con ella.

No es un tipo concreto de justicia, como la reparadora, la distributiva o la retributiva. Es la aplicación a determinadas circunstancias de una política basada en los derechos humanos.

No es una justicia “blanda”. Intenta proporcionar las medidas de justicia más relevantes en las condiciones políticas de cada momento. Si sólo pretende esquivar la aprobación de medidas de justicia coherentes, no será más que una impunidad más sutil.