DESARROLLO INMOBILIARIO

El rostro del pueblo de Xoco, en riesgo por desarrollos inmobiliarios

Proyectos como la torre Mítikah y el conjunto Urbano Park han alterado la imagen de este pueblo colonial y estragos en sus habitantes
El rostro del pueblo de Xoco, en riesgo por desarrollos inmobiliariosSus pintorescos barrios antiguos hoy están eclipsados por obras que no solo afectan su valor cultural, sino que además han causado escasez de agua y han trastornado los servicios (Foto: Marco Antonio Martínez)

Con la llegada de los grandes desarrollos inmobiliarios, la vida comenzó a cambiar en el pueblo de Xoco, en Benito Juárez. Sus pintorescos barrios antiguos hoy están eclipsados por obras que no solo afectan su valor cultural, sino que además han causado escasez de agua y han trastornado los servicios de movilidad.

Proyectos como la torre Mítikah, en Churubusco, y los conjuntos departamentales de Urbano Park, en México-Coyoacán y Eje 8, han generado una ola de protestas debido a que no sólo se alteró la imagen de este pueblo colonial sino que además están, según denuncias vecinales, causando estragos a sus habitantes.

La iglesia de Real de Mayorazgo, ubicada atrás del predio que albergará al conjunto de cinco torres proyectadas de Mítikah –dos de las cuales ya están terminadas- parece una construcción a escala al compararse con las torres y las plumas.

Liliana Manjarrez, quién ha vivido en este lugar enclavado en la delegación Benito Juárez, al igual que lo hicieron sus padres y abuelos, habló con LA SILLA ROTA al respecto.

"Se incrementó el pago del predial, las costumbres del pueblo las quieren cambiar poco a poco, los nuevos vecinos se quejan por las festividades, las tradiciones, los cuetes. Cada día es peor, a las 12 o una de la tarde ya no tenemos agua, cae muy poca en las llaves, a los que no tenemos cisternas nos va peor, en Río Churubusco cada vez es peor el caos. No es para bien y esto está peor", expresa la vecina, que vive en la calle San Felipe, a unos pasos del hospital San Angel Inn, que forma parte del conjunto Mítikah.

Por el lado de México-Coyoacán, la torre de Urbano Park suscitó el 14 de marzo acusaciones de vecinos por rebasar el límite de pisos permitidos. Ante las quejas, la obra fue suspendida unos días y luego reinició labores. Hoy supera los 11 pisos.

El 31 de julio vecinos de Xoco volvieron a salir a las calles a protestar, ahora por las obras de mitigación de Mítikah, que buscaba abrir la calle de San Felipe, y volvieron a cuestionar el edificio de Urbano Park, que volvió a tener suspensión de actividades.

Pero los vecinos además anunciaron este 2 de agosto que volverán a tener reuniones para analizar si realizan otra manifestación, saber cuáles son las obras de mitigación de Mítikah, e incluso pedir detener las obras, ya que aseguran que Mítikah hará una explanada en Real de Mayorazgo que les impediría el paso y que estos deberán usar un túnel para atravesarla.

UN ANTES Y UN DESPUÉS

Tanto Manjarrez como su esposo recuerdan que en 2008 desde el gobierno capitalino les ofrecieron cambiar de nombre el pueblo para convertirlo en colonia, porque eso tenía más ventajas para ellos, les aseguraron. Lejos estaban de sospechar que hacerlo fue el inicio de los cambios urbanos que vive la ahora colonia, en colindancia con Churubusco y Universidad.

Aunque ya habían sufrido algunos cambios con la llegada del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), la Cineteca Nacional y las oficinas del corporativo Bancomer, la mayor mutación se dio con el inicio del proyecto del conjunto Mítikah, al inicio de esta década.

Previamente habían observado, en 2009, que en el estacionamiento de los empleados de Bancomer apareció una manta con un anuncio de venta del enorme predio que alguna vez perteneció al general Juan Andrew Almazán, dice Manjarrez.

En 2010 aparecieron los signos de que la venta ya se había hecho, cuando comenzaron las obras de excavación sobre el predio, con el proyecto de construir cinco torres. Las obras comenzaron a convertirse en un dolor de cabeza para los vecinos. Las vibraciones causadas por las obras parecían microsismos, pero además comenzaron a dañar las casas y a la emblemática iglesia que quedó junto a dos torres del conjunto terminadas y otra más en construcción.

Hubo protestas y la constructora decidió parar del lado de la calle Real de Mayorazgo. Pero la torre del lado de Churubusco, la que alberga al hospital San Ángel Inn, continuó, y también las molestias.

Manjarrez dice que su propia casa ha salido dañada y muestra fotos de su techo reventado y la compara con la imagen actual, que se ve resanada en grandes extensiones. Recuerda también que entre las llamadas obras de mitigación la constructora pedía desviar el drenaje por la calle de San Felipe y no redirigirlo por Churubusco. Pero había una razón oculta: era más caro hacerlo por ahí que por la calle, que además habría tenido que ser abierta y se corría el riesgo de que al recibir tantas descargas colapsara.

Aunque las protestas descendieron, luego de que la empresa realizó algunos compromisos, la lucha se reactivó. El miércoles 26 de junio vecinos convocaron a una reunión para protestar por otros trabajos sobre San Felipe. Buscaron a representantes del Comité Vecinal para denunciarles eso. La reacción de los integrantes del comité no fue de sorpresa e incluso se resistieron a convocar a una reunión.

"Ellos ya sabían porque se habían puesto de acuerdo con la constructora", afirma Manjarrez. La reunión vecinal se hizo el 22 de julio y ahí se tomó decisión de destituir al comité. El 26 de julio se acordó organizar una protesta para el 30 contra los desarrollos inmobiliarios que le han cambiado la imagen al otrora pueblo, y el 5 harán otra reunión.

Uno de los vecinos, que prefirió omitir su nombre para evitar ser demandado, recuerda que él interpuso recursos jurídicos por presunta violación de uso de suelo y el caso se resolvió en 2017 cuando un tribunal colegiado decidió que no había más recursos para combatir y que la torre de 62 pisos, el proyecto estrella, será legal.

Dice que la construcción de urbano Park en México-Coyoacán 281 también ha tenido tres suspensiones, pero a los pocos días es de nuevo reabierta.

LA DEFENSA DEL PROYECTO INMOBILIARIO

Este jueves 2 de agosto el jefe delegacional de Benito Juárez, Ángel Luna, aseguró que el presidente del Comité Vecinal de Xoco, junto con un grupo de vecinos, se han reunido mensualmente con el director general de Obras de la delegación desde hace cuatro años. El funcionario aseguró que los vecinos han estado "complacidos" por las cosas que se está haciendo dentro del proyecto Mítikah.

"Las personas que se están manifestando se encuentran en su derecho, pero son opositoras al desarrollo, se les ha atendido y se atenderá a todos", aseveró.

También se comprometió a no privatizar ninguna calle –como se ha dicho que pasara en una parte de Real de Mayorazgo- y que se harán medidas de mitigación.

Sin embargo, Manjarrez indicó que el Comité Vecinal carece del respaldo del resto de los vecinos, ya que sospechan que han sido cooptados por representantes de Mítikah.

También se dio a conocer que uno de los vecinos que denunciaron la construcción por encima del límite de pisos del edificio de México Coyoacán 281, fue demandado por la constructora, por "excederse en su libertad de expresión" y ventilar lo que considera un abuso.

En este contexto, Mítikah "Ciudad Viva" argumentó que desde el inicio de obras ha mantenido un canal de comunicación y retroalimentación permanente con los vecinos del Pueblo de Xoco.

"Para el proyecto la armonía con el entorno es una prioridad por lo que, de manera propia y en coordinación con las autoridades correspondientes, se han establecido mecanismos de diálogo con nuestros vecinos. Actualmente trabajamos con el Comité Vecinal y vecinos en general en reuniones públicas en la delegación Benito Juárez, donde se asientan acuerdos y se les dan seguimiento (...) Mítikah reitera su compromiso con la comunidad en la que tiene presencia y refrenda su apertura al diálogo con sus vecinos" se expresó en un comunicado.

LEA TAMBIEN


Claves del Cártel Inmobiliario en el gobierno de Mancera

Simón Neumann y Fausto Galván, encabezan una red de personas dentro del gobierno capitalino y de empresas inmobiliarias que han violado normas en la CDMX

LEA TAMBIEN


Piden investigar el Cártel Inmobiliario en la CDMX

Tras la publicación de La Silla Rota sobre el Cártel Inmbiliario, senadores del PRI exhortaron al gobierno capitalino a iniciar una investigación

AJ











Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información