NARCOTRÁFICO

“El PP”, el narco que se mueve entre Tlalpan, Morelos y Edomex

"Pepe, hijo de Pancho El Perro", se asentó donde los Beltrán Leyva tuvieron su guarida hasta 2012

ANTONIO NIETO 28/08/2018 09:00 p.m.



Por su ubicación estratégica y su cercanía con Morelos y el Estado de México, la delegación Tlalpan ha sido blanco de pugnas entre narcotraficantes que se han asentado y luego desaparecido, como “La Mano con Ojos” y “Los Changos”, pero solo un grupo delictivo sigue vigente: el que lidera “Pepe Hijo de Pancho El Perro”, conocido también como el “El PP”.

De acuerdo con las averiguaciones CI-FTL/TLP-3/UI-3C/D/3165/11-2017 y FIZP/IZP-9/UI-1S/D/4518/12-2017, esta organización criminal está aliada con Hugo Peña Alcántara “El H”, detenido en marzo pasado en Magdalena Contreras.

Cómplices de "El H” controlan la zona alta de Tlalpan y Magdalena Contreras, mientras “Pepe Hijo de Pancho El Perro” domina Coyoacán y la zona de Iztapalapa que colinda con la primera.

A raíz de la captura de “El H”, “El PP” se asentó en Tlalpan, zona que células del cártel de los Beltrán Leyva convirtieron en su guarida hasta 2012.

LAS RAÍCES

El 9 de junio de 2011, Alejandro Olguín Martínez “El Cheetos” fue detenido por agentes de la Procuraduría capitalina (PGJCDMX).

En las oficinas centrales de la dependencia, “El Cheetos” reveló que una nueva organización criminal había llegado de Morelos y había estado secuestrando a todos los vendedores de droga de Tlalpan, con el fin de obligarlos a trabajar para ellos, consta en el expediente TLP-2/T2/2070/10-10.

Treinta individuos encapuchados y armados con rifles de asalto, relató, raptaron a Gabriel López “El ET”, jefe de distribuidores de estupefacientes en la Colonia Mesa Los Hornos.

Lo mismo hizo con otros colaboradores de Carlos García Vázquez “El Chango”, quien tenía bajo su poder a un ejército de “dealers” distribuidos por colonias en las faldas del Ajusco.

El nuevo grupo delictivo era “La Mano Con Ojos”, encabezada por Óscar Oswaldo García Montoya “El Compayito”, quien fuera escolta personal de Arturo Beltrán Leyva, jefe del Cártel de los Beltrán Leyva y ex socio de Joaquín “El Chapo Guzmán”.

La pelea entre “El Compayito” y “Los Changos” dejó una veintena de asesinatos en Tlalpan, muchos de éstos decapitaciones, donde incluso fue víctima un miembro de Los Zetas que buscaba alianzas en la zona: Elías Nieto Menéndez “El Maya”.

Meses después, “La Mano con Ojos” acabó con sus enemigos y extendió su influencia a Magdalena Contreras, donde sometió a Hugo Peña Alcántara “El H”.

Sin embargo, la extrema violencia, los narcomensajes y la rivalidad personal que “El Compayito” tenía con el ex procurador mexiquense, Alfredo Castillo Cervantes -hoy titular de la CONADE-, le pusieron encima suficientes reflectores como para convertirse en objetivo número uno de autoridades locales y federales.

Tras ser detenido en agosto de 2011 justamente en esta delegación, “El Compayito” fue encarcelado en El Altiplano y sus subordinados continuaron con la operación de la banda criminal hasta finales de 2012.

Es en este año cuando comenzó a crecer el poder de “El H” y “Pepe Hijo de Pancho El Perro”, a quien la Procuraduría le atribuye una decena de homicidios relacionados no solo con la venta de droga, sino con el robo de vehículos.

PODER HEREDADO

 “El PP” es identificado como José Alejandro, un hombre con antecedentes penales por delitos contra la salud en Coyoacán, consta en informes de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSP-CDMX).

José Alejandro es sobrino de “Don Agustín”, un narcomenudista que por décadas operó en la Colonia Santo Domingo, Coyoacán y que en 2011 reclutó a Gabriel López “El ET”, ex miembro de “Los Changos” de Tlalpan y enemigo de “La Mano con Ojos”.

Pero según datos de inteligencia recabados por agentes antinarcóticos, “Don Agustín” decidió retirarse del negocio tras el secuestro y homicidio de un hijo.

De esta forma, “El PP” ascendió en la escala delictiva y forjó una alianza con “El H”; ambos firmaron narcomensajes dejados junto a los cuerpos de dos ladrones de automóviles, que aparecieron el 30 de noviembre de 2017 en San Andrés Totoltepec.

Aunque la base de operaciones de “El PP” es Santo Domingo, Coyoacán, tras el arresto de “El H”, junto con sus sucesores mantiene el poder en Tlalpan.

En las colonias cercanas al Ajusco mantiene pugnas con familias dedicadas a la venta de cocaína, como “Los Oaxacos”.

También existen sospechas que maneja a dealers de Santo Domingo que operan en Ciudad Universitaria, aunque tras el homicidio de un rival que ocurrió en la zona del frontón, los distribuidores huyeron temporalmente.

“El PP” ya había sido detenido en septiembre de 2013, junto con otras cuatro personas, por venta de droga en Coyoacán, pero posteriormente obtuvo su libertad.

En febrero de este año, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) colgó narcomantas en las que amenazaba a “El H”, a “Don Agustín” y a “El PP”, a quienes señalaron por estar coludidos con agentes de la PGJ adscritos a la Fiscalía Antinarcomenudeo y con la Policía Federal.

LEA TAMBIEN


Aparece el “Cártel Nueva Generación Tepito” en la CDMX

Como lo hacen la mayoría de los grupos delictivos cuando arriban a diversos lugares, esta banda asegura que va contra quienes delinquen en la CDMX

ImagenMultimediaRelacionada

LEA TAMBIEN


Así se reconfigura el crimen organizado en Tepito

Tras la captura de “El Betito” hay tensa calma en el barrio; se prevé que 6 grupos busquen ampliar su poder

ImagenMultimediaRelacionada

AJ






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información