NACIÓN

Polémica envuelve a general que coordinará seguridad en Guerrero

Las posturas encontradas entre los padres de los 43 y el gobierno, colocan al militar en situación difícil

  • PARIS ALEJANDRO SALAZAR
  • 27/10/2015
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Polémica envuelve a general que coordinará seguridad en Guerrero
Las posturas encontradas entre los padres de los 43 y el gobierno, colocan al militar en situación difícil

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- La polémica envuelve al general de División, Alejandro Saavedra, titular de IX Región Militar y a quien el gobierno federal designó como encargado del nuevo operativo de seguridad en Guerrero, el tercero que se anuncia en cuatros años.

La administración de Enrique Peña Nieto ha negado en todo momento la participación del Ejército en los sucesos del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, mientras que otros actores como el ex gobernador Ángel Aguirre afirman que la noche del ataque a los normalistas de Ayotzinapa, se comunicó con el general Saavedra, entonces responsable de la 35 Zona Militar para solicitarle su apoyo, quien, según el ex mandatario, no le respondió.

Los padres de los 43 normalistas insisten en que la participación del Ejército en los hechos violentos y en la desaparición de los jóvenes no debe ser desestimada, por lo que se deben realizar indagatorias y se requiere recabar testimonios al respecto. Incluso, la solicitud ha sido respaldada por el grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las autoridades han respondido que sólo el Ministerio Público será quien esté en posibilidades de recabar cualquier testimonio, en caso de ser necesario, mientras el reclamo de los padres va en aumento.

En poco más de un año, Alejandro Saavedra Hernández, ha estado al frente de dos zonas militares y de una región militar, de manera paralela a esta última responsabilidad será quien encabezará el nuevo operativo federal de seguridad. Un vertiginoso ascenso en un corto lapso de tiempo.

En 170 días Alejandro Saavedra pasó de comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, a general de división a cargo de la IX Región Militar.

El 2 de junio de 2014, el general Alejandro Saavedra tomó protesta como comandante de la 35 Zona Militar en sustitución del cuestionado general de brigada, Juan Manuel Rico Gámez.

Rico Gámez fue investigado por la PGR debido a presuntos vínculos con el crimen organizado.

En febrero de 2006, Alejandro Saavedra se desempeñaba como director general de Seguridad Social Militar.

La Procuraduría General de Justicia Militar inició una investigación en su contra por una presunta actuación ilegal y discrecional al ordenar que le fuera negado el servicio de atención médica a una mujer embarazada.

La mujer estaba casada legalmente con un mayor del Ejército, el entonces director Alejandro Saavedra ordenó que no fuera atendida en la Clínica de la Mujer de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con el argumento de que el esposo "no desea iniciar el trámite de afiliación de usted, por encontrarse en trámite el divorcio necesario".

Entre 2009 y 2011, Alejandro Saavedra fue comandante de la 11 Zona Militar con sede en Guadalupe, Zacatecas; y en 2012 estuvo al frente de la 16 Zona Militar de Guanajuato.

Asumió el mando de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo el 2 de julio de 2014, y en su toma de posesión dijo que “la primera gran meta nacional que se ha planteado el gobierno de la República es devolver la tranquilidad y la paz social a las familias mexicanas”.

El general Alejandro Saavedra tenía a su mando al Batallón 27 de Infantería con sede el municipio de Iguala, ahí el coronel José Rodríguez Pérez estaba al frente de esa compañía militar.

Sin grandes acciones y sin reducir “devolverle la paz” como se comprometió en su toma de posesión, y en medio de las movilizaciones por la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el 20 de noviembre de 2014 el presidente Enrique Peña Nieto ascendió a general de división a Alejandro Saavedra.

Un acelerado ascenso en 170 días para el general de división a Alejandro Saavedra asumió el mando de la IX Región Militar con sede en Acapulco, en sustitución del también general Martín Cordero Luqueño.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, con base en el artículo 32 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, le confirió el ascenso al grado inmediato por el “mérito, aptitud y competencia”.

Ángel Aguirre –en reunión con diputados federales de la Comisión Especial del Caso Ayotzinapa-, señaló que al momento que conoció de los sucesos violentos que se desarrollaban en Iguala, él mismo y su ex procurador de justicia, Iñaki Blanco, pidieron el auxilio del comandante la 35 Zona Militar, pero no respondieron al llamado de auxilio solicitado.

Con un crecimiento exponencial en pocos meses y con pocos resultados, Alejandro Saavedra se convirtió en el militar más poderoso de Guerrero.

 

 

 

asm