NACIÓN

Plan Mérida: el fracaso de la intervención de EU en la “Guerra contra el narco”

Desde que México y EU efectuaron el plan, invirtiendo millones de dólares y facilitando armamento americano a territorio nacional; la violencia se ha disparado

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 23/04/2019
  • 18:23 hrs
  • Escuchar
Plan Mérida: el fracaso de la intervención de EU en la “Guerra contra el narco”
Plan Mérida: el fracaso de la intervención de EU en la “Guerra contra el narco” (Foto Cuartoscuro)

Era diciembre del 2008, dos años habían pasado del inicio de la llamada “Guerra contra el narcotráfico”, Felipe Calderón combatía de frente y de forma feroz a los cárteles de la droga, pero no era suficiente.

El presidente mexicano buscó la ayuda del país vecino del norte, Estados Unidos, quien liderado por George W. Bush, implementaron una iniciativa conjunta para el combate al crimen organizado: el Plan Mérida.

De esta iniciativa se destacan dos puntos: capacitar y abastecer de equipo estadunidense, así como armas, a las fuerzas del orden mexicano e invertir miles de millones de dólares norteamericanos a la “Guerra contra el narcotráfico”.

LEE ADEMÁS: La guerra que Los Zetas y el CJNG llevaron a Veracruz

Tan solo en los primeros cinco años del Plan Mérida, mismo que fue continuado con Enrique Peña Nieto y Barack Obama, se destinaron 2.3 mil millones de dólares a la iniciativa, más 1.6 mil millones de dólares invertidos en equipo y entrenamiento.

Sin embargo, a poco más de 10 años de que entró en vigor el Plan Mérida los resultados son claros: fue un total fracaso.

Justo al año siguiente los asesinatos en México se dispararon para –hasta la fecha- nunca más disminuir.

TAMBIÉN LEE: Mario Estrada, de candidato presidencial a traficante del cártel de Sinaloa

En 2008, cuando se firmó el acuerdo, se registraron 13 mil 155 asesinatos en México, el año pasado, en 2018, los homicidios dolosos sumaron las 28 mil 816 víctimas, es decir, la violencia aumentó 119%.

Siendo 2018 el año más violento en la historia reciente de México; 2017, el segundo año más sangriento; y 2019, en busca de quitarle la presea de oro al año pasado.

PUEDES LEER: El día que casi matan a El Mayo Zambada

Mismo caso en la tasa de asesinatos por cada 100 mil habitantes. En 2008 era de 13, diez años después, en 2018, fue de 24, lo que representa un alza del 84.6%.

Esto de acuerdo con datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), citados por la edición 2019 de Semáforo Delictivo.

PODRÍA INTERESARTE: Los Guerrero: la familia criminal que le abrió paso a El Mencho

Las muertes relacionadas exclusivamente al crimen organizado también se dispararon, al pasar de 6 mil 837 casos en 2008 a 22 mil 365 en 2018, un alza del 227%, esto de acuerdo con Lantia Consultores, también citado por Semáforo Delictivo.

El pilar principal del Plan Mérida destaca: “Disminuir el poder de los grupos criminales mexicanos al capturar y encarcelar sistemáticamente a sus líderes; reducir las ganancias del tráfico de drogas mediante el decomiso de narcóticos; frenar el lavado de dinero y disminuir la producción de drogas”.

LEE ADEMÁS: Los Demonios, la nueva célula criminal del cártel de Sinaloa

Si bien, la detención de capos fue una realidad en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el poder de los cárteles de la droga no disminuyó, al contrario, nuevas organizaciones criminales salieron a la luz, mientras el tráfico de drogas en lugar de bajar, aumentó e incluso aparecieron nuevas en el mercado.

De acuerdo con una publicación realizada por el Diario Oficial de la Federación (DOF) en marzo de 2009, tres meses después de la firma del Plan Mérida, refiere en apenas seis organizaciones criminales del narcotráfico: cártel del Golfo, aún aliado con “Los Zetas”; cártel de Sinaloa; cártel de los Beltrán Leyva; cártel de Juárez; la “Familia Michoacana”; y cártel de los Arellano Félix.

Hoy, 10 años después, un documento de la Fiscalía General de la República (FGR) en posesión de La Silla Rota detalla que existen 36 células delictivas repartidas en al menos nueve cárteles de la droga.