ESTADOS

Los damnificados olvidados de Pinotepa

Los habitantes atraviesan una verdadera tragedia, tras el accidente aéreo en Santiago Jamiltepec las autoridades no han visitado la zona

  • ALONDRA OLIVERA / CORRESPONSAL
  • 18/02/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los damnificados olvidados de Pinotepa
Los habitantes no habían sufrido daños similares a pesar de que están asentados en una zona sísmica (Foto. Alondra Olivera)

Oaxaca (La Silla Rota).- Habitantes de Pinotepa Nacional claman ayuda a las autoridades estatales y federales, puesto que a más de 24 horas del sismo de 7.2 grados la ayuda es nula.

TE PUEDE INTERESAR: Luto en Jamiltepec: velan a sus muertos que no les dejó el sismo

En este municipio, epicentro del temblor el viernes pasado,  hay más de 200 viviendas dañadas, además de comercios y edificios de gobierno, pero hasta el momento desconocen qué va a pasar y si alguien les brindará ayuda para reparar sus casas.

Los habitantes manifestaron que atraviesan una verdadera tragedia, pues no habían sufrido daños similares a pesar de que están asentados en una zona altamente sísmica.

Según comentaron los vecinos, después del accidente aéreo que se registró en Santiago Jamiltepec, donde perdieron la vida 14 personas y 15 más están heridas, la atención se centró en la población y al resto los abandonaron o al menos no han recibido la visita de los funcionarios.

La presencia del Ejército hasta esta mañana era nula; mientras que los costeños señalaban a su autoridad municipal de no atender de manera oportuna pues ni siquiera había pasado a ver qué pasaba.

Tras el temblor registrado el viernes a las 17:30 horas, en Pinotepa varias viviendas sufrieron cuarteaduras graves y se cayeron techos, por lo que familias enteras se alojan en los patios o calles.

Lo perdió todo

Antonia, es comerciante de abarrotes, todo su local quedó dañado. Las paredes se cuartearon, el techo parcialmente se cayó encima de las vitrinas las cuales quedaron hecha añicos.

Comenta que es su único patrimonio que da sustento a su familia. El viernes pasado, estaba en su local cuando la tierra retumbó y de pronto sintió la sacudida fuerte que pensó que ese día sería el fin.

Dice que lo primero que percibió fueron los gritos, llanto y rezos de vecinos y vecinas alarmados por lo sucedido. "Nos salvamos por milagro de Dios".

Ahora dice, está en la incertidumbre, no sabe qué va hacer ni que va a pasar, temen que vuelva un nuevo sismo y acabe con todo.

Antonia menciona que varios de sus familiares resultaron afectados en su patrimonio, ya que sus casitas eran de adobe, un material para ellos adecuada debido a que la zona es cálida.

En la población la mayoría de los que resultaron afectados son de escasos recursos, familias campesinas con lo mínimo para sobrevivir.

wh