AL ALZA

La pena de muerte seduce otra vez a EU

Según un estudio del Centro de Investigación Pew, ha incrementado el número de partidarios que apoyan la pena de muerte en ese país; Trump está involucrado en e
La pena de muerte seduce otra vez a EUEl estudio también muestra que los que están en contra han disminuido hasta el 39%. (Foto: toma de la web)

La pena de muerte ha vuelto a cautivar a los Estados Unidos y es que luego de cuarenta años de una reducción considerable en dicha práctica, los partidarios de la pena de muerte han aumentado de un 49 por ciento a un 54 por ciento, según un estudio del Centro de Investigación Pew.

TAMBIÉN PUEDES LEER: La soledad, lo peor después de la pena de muerte: José Mujica

En contraste, el estudio muestra que los que están en contra han disminuido hasta el 39%.

Los Estados que habían congelado esta práctica han reactivado la máquina en los últimos meses: Tennessee ejecutó a un criminal por primera vez en nueve años; Nevada, en 12, y Nebraska, en 20.

Los reconocen que el actual presidente Donald Trump puede estar desempeñando un papel en este repunte.

Los republicanos apoyan abrumadoramente la pena de muerte; los independientes, no y los demócratas, menos. En 2017 los dos últimos grupos dieron un giro en dirección contraria.

Sin embargo, los independientes tuvieron un vuelco más radical, cuyo apoyo aumentó del 44% al 52% en solo un año. Los evangélicos continúan defendiendo ferozmente este castigo al igual que los protestantes, mientras que los católicos están divididos casi a la par.

La mayoría de los afroamericanos, los hispanos y otras minorías se oponen. Mientras mayor educación tienen los encuestados, más discrepan de la medida.

Los hombres son más afines a la ejecución que las mujeres, al igual que los adultos en comparación con los jóvenes.

Austin Sarat, profesor de jurisprudencia y autor del libro Gruesome Spectacles(Espectáculos horripilantes), plantea que Estados Unidos está sometiendo a la pena de muerte a una reconsideración nacional y cree que no es sorprendente "que durante este periodo las cosas se muevan de manera desigual". "El apoyo del presidente Trump a la pena de muerte puede desempeñar un papel en el pequeño repunte del apoyo", agregó al diario español El País


Fija Texas fecha de ejecución para reo mexicano
 El gobierno de Texas programó la ejecución de un reo mexicano para el 14 de noviembre próximo. Roberto Moreno Ramos, de 64 años, fue sentenciado a la pena de muerte por el asesinato de su esposa y de sus dos hijos en febrero de 1992.

Voceros del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) informaron que el  reo recibirá una inyección letal, y en caso de que no sea suspendida la ejecución, Moreno Ramos se convertiría en el mexicano número 12 al que se le aplique la pena de muerte en Estados Unidos, desde que se reactivó este castigo en 1976.

Su ejecución se efectuaría días después de que se cumpla un año de la de Rubén Ramírez Cárdenas, uno de los diez mexicanos que han recibido la inyección letal en Texas. Sólo un mexicano, Mario Murphy, ha sido ejecutado por una entidad diferente a Texas, al recibir la inyección letal en Virginia en 1997.

En mayo de 2017 la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó revisar la última apelación interpuesta por Moreno Ramos sin emitir comentario alguno. Los abogados defensores del mexicano habían acudido a la Suprema Corte para buscar un nuevo proceso para su cliente.

Argumentaron que en su detención y juicio fueron violados sus derechos como extranjero al no haber recibido la asesoría y ayuda legal del gobierno de su país, garantizado bajo el tratado internacional de la Convención de Viena de 1963.

En julio de 2016 la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito, en Nueva Orleans, rechazó dicho argumento al sostener que no existe ninguna obligación vinculante para los estados como Texas de acatar dicho tratado, aún cuando se tenga un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que certifica la violación de esos derechos.

Moreno Ramos originario de la comunidad de El Ciruelo, en el municipio de Pinotepa Nacional, en el estado mexicano de Oaxaca, fue sentenciado a la pena de muerte en marzo de 1993.

Un jurado de una corte del condado de Hidalgo, en el sur de Texas, lo declaró culpable y sentencio a la pena máxima por haber dado muerte con golpes de martillo a su esposa Leticia Ramos, de 42 años, a su hija Abigail, de siete, y a su hijo Jonathan, de tres.

Los cuerpos de los tres fueron encontrados semanas después enterrados bajo el baño de la casa donde vivían. De acuerdo con las autoridades, Moreno Ramos, asesinó a su familia para casarse de nuevo tres días después de haber cometido los homicidios.

LEA TAMBIEN


La soledad, lo peor después de la pena de muerte: José Mujica

El ex presidente uruguayo recordó su odisea como preso político, detenido en 1972 por pertenecer a la guerrilla de los Tupamaros

LEA TAMBIEN


Insistirá Bronco a diputados aprobar pena de muerte

Tras crimen de Anita, "El Bronco" pedirá a diputados electos apoyen pena de muerte pensando que es el camino para tranquilizar a México

Con información de EL País y Notimex

jamp





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información