NACIÓN

Paraderos de Tláhuac e Iztapalapa, clientes frecuentes del huachicol

Documentos de la PGR detallan la ruta Las Tinajas, Veracruz-Tlalmanalco-Iztapalapa para el traslado de gasolina robada y distribuirla entre microbuseros y camioneros de la México-Puebla

  • ANTONIO NIETO
  • 15/01/2019
  • 21:04 hrs
  • Escuchar
Paraderos de Tláhuac e Iztapalapa, clientes frecuentes del huachicol
Se encontraron decenas de pipas, contenedores con capacidad de 30 mil litros y un par de tráilers. (Especial)

Un portón verde de unos 25 metros de altura y muros de concreto sin ventanas resguardan una bodega donde se almacenaba huachicol.

Los altísimos muros contrastan con las casas en obra negra, terrenos baldíos y coches destartalados que abundan en este tramo de la carretera México-Cuautla, en Tlalmanalco, Estado de México.

Zonas boscosas y calles desoladas conforman el paisaje de El Arenal. Allí se descubrió, en 2015, uno de los almacenes más grandes de combustible robado de los últimos años.

Adentro había decenas de pipas, contenedores con capacidad de 30 mil litros y un par de tráilers. También había bidones con diésel listos para ser entregados.

Con base en la averiguación PGR/SEIDO/UEIARV/053/2015, el combustible robado tenía como destino paraderos de transporte público en Tláhuac e Iztapalapa.

La operación fue descubierta por agentes de Investigación encabezados por el comandante Fernando de Anda Ríos.

Los capos del “huachicol”: los hombres detrás del robo de combustible

Tras la acción policial, autoridades locales y federales develaron una conexión importante para los huachicoleros: Las Tinajas-Veracruz-Tlalmanalco-Iztapalapa.

El origen de la gasolina hurtada era Las Tinajas, comunidad veracruzana de apenas mil 681 habitantes, asentada en el municipio de Cotaxtla.

Pese a la diminuta actividad que tiene el poblado, los huachicoleros la consideraron ruta fundamental para intervenir los ductos de Pemex.

El destino del hidrocarburo robado era, según la declaración del encargado de la bodega asegurada, la CDMX.

“Juan José Esparcega Misas informa que la gasolina la vendían en Tláhuac y Xico -Estado de México-, siendo los límites de Tláhuac y Chalco, lugar donde llevan a vender la gasolina robada y que la almacenan en contenedores de 30 mil litros.

A decir Juan José Esparcega Misas, la estaban sacando (gasolina) del interior del predio que utilizan para guardarla y pasarla a tambos que llevan a vender al paradero de Tláhuac”, se lee en un informe del operativo.

Esa ocasión fueron detenidos tres presuntos huachicoleros, uno de los cuales tenía antecedentes penales por robo y falsedad.

La conexión Las Tinajas-CDMX continúa a pesar de los esfuerzos de autoridades federales y locales por detectar a tiempo tomas clandestinas y bodegas de almacenamiento.

¿Cómo lo confirmaron? El 31 de julio de 2017 hubo un nuevo operativo en Iztapalapa que apuntaba, nuevamente, a Las Tinajas.

 "El Zar 'chupaductos'" que Vicente Fox niega

Con base en el expediente FED/CDMX/SZC/8546/2017, iniciado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR), en esa fecha elementos del Estado Mayor Policial, de la Policía capitalina, arrestaron a tres huachicoleros.

Esto ocurrió a las 23:15 horas afuera de otra bodega ilegal, ubicada en el número 49 de Avenida Miguel Cañas, entre Insurgentes y Abedules, colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl.

Esa vez fueron detenidos Ricardo C., de 44 años de edad y Eduardo G., de 34, identificado como un comprador de diésel robado, el cual vendía a microbuseros de Iztapalapa y camioneros de la México-Puebla.

Llevaban consigo 8 tanques para mil litros de gasolina dentro de un camión con una estampa de la planta de mariguana en la parte frontal de la caja.

Todos los contenedores tenían llaves para suministrar el hidrocarburo.

Posteriormente, la PGR estimó que esta ruta del huachicol abastecía a gran parte del Oriente del Valle de México, pues tuvieron acceso a listas que exhibían la cantidad de dinero obtenido por semana: un millón y medio de pesos.