La vendetta

Seguramente muchos recuerdan que luego de la elección presidencial de 2006, los dos partidos derrotados –PRD y PRI- iniciaron una grosera venganza contra lo que suponían, había sido la causa del “fraude”.

RICARDO ALEMÁN 11/09/2012 09:49 p.m.


LEE TAMBIÉN

¿Quién perdió en estas elecciones?

A pesar de su discurso triunfalista, el PRI enfrenta el escenario más complicado


 
En otras palabras, que la izquierda y el viejo PRI iniciaron una cacería de consejeros electorales, empezando por su presidente, Luis Carlos Ugalde, a quienes descabezaron.
Además, le quitaron al IFE una facultad fundamental; la inviolabilidad de sus consejeros, entre muchos otros cambios que confirmaron que los partidos derrotados no estaban dispuestos a tolerar instituciones independientes.
 
De esa manera, se llevó a cabo una profunda reforma electoral –una más-, para satisfacer los caprichos y las ambiciones sin límite de izquierdistas y priístas. Así fue como se aprobaron, entre muchas otras cosas, que el rebase de tope de campaña no era motivo para anular la elección.
 
Viene a cuento el tema, porque seis años después, y una vez concluido el proceso electoral de 2012, de nueva cuenta reapareció “la noche de los cuchillos largos”. ¿A qué nos referimos?
 
Casi nada, a que los perdedores de la contienda presidencial, el PRD y el PAN, han iniciado, de nueva cuenta, la vendetta contra las instituciones electorales. Y claro, esa venganza se convierte, en los hechos, en una venganza contra los ciudadanos.
 
¿Quieren pruebas?
 
Apenas hace unos días, el diputado Martí Batres, uno de los leales de López Obrador, se aventó la puntada –francamente decimonónica- de revelar que presentará una iniciativa de reforma para prohibir las encuestas en tiempos electorales.
 
La “chabacana decisión” fue censurada por todos, o casi todos, al tiempo que el perredista y ex líder estudiantil del CEU histórico, insistió en su teoría. Según él, las “perversas” encuestas fueron utilizadas para hacer propaganda a favor de Enrique Peña Nieto. Olvida que, en 2006 y 2012, AMLO también “jugó” con las encuestas y que, en ninguno de los dos casos, sus encuestas acertaron.
 
Pero eso no es todo. Diputados del PAN amenazaron, hace horas, con promover una reforma electoral que lleve a juicio civil a todos aquellos medios de comunicación que nieguen la réplica. ¿Qué quiere decir eso?
 
En el fondo, es otra “locura” para vengarse de lo que algunos panistas suponen, motivó la derrota del partido azul.
 
Lo cierto, es que en la democracia electoral mexicana se vive una de las mayores libertades de expresión que se recuerden; se vive la mayor pluralidad y, como no había ocurrido en la historia mexicana, los medios están abiertos a la réplica.
 
En el fondo, se trata de otra vendetta.
 
Y no se podía quedar atrás el llamado Movimiento Ciudadano; empresa familiar que, también hace unas cuantas horas, salió con la “brillante” idea de que promoverá una reforma para que “se anule la elección presidencial”, cuando se rebase el tope de campaña.
 
Vale recordar que las leyes electorales vigentes fueron aprobadas por todos los partidos. Por eso podemos suponer que asistimos a un nuevo intento de venganza política. Al Tiempo.

LEE TAMBIÉN

Así quedaron las alcaldías en Veracruz

En Veracruz, el hijo del gobernador, Fernándo Yunes Márquez, abanderado por la alianza PAN-PRD, se alza con el triunfo





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información