YOSOITÚ

Mitos y realidades de Benito Juárez

A 145 años de su fallecimiento te compartimos algunos datos que no conocías del Benemérito de las Américas

  • REDACCIÓN
  • 18/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Mitos y realidades de Benito Juárez
Juárez no rechazaba la religión, sino que además era devoto, acudía a misa cada domingo. (FOTO TOMADA DE LA WEB)

Hoy se cumplen 145 años del fallecimiento de uno de los personajes fundamentales en la historia de México, Benito Pablo Juárez García.

Llamado también "Benemérito de las Américas",  llegó a este mundo el 21 de marzo de 1806, en San Pablo Guelatao, Oaxaca, se conocen algunos detalles, pero otros se han vuelto míticos.

A continuación te compartimos algunas de estas versiones.

Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Es reconocido por su famosa frase, no obstante, según algunas fuentes, esta debería atribuirse a la inspiración de Emmanuel Kant, quien en La paz perpetua de 1795 escribió: "la injusticia cometida se ejerce únicamente en el sentido de que no respetan el concepto del derecho, único principio posible de la paz perpetua."

De acuerdo con algunas versiones, en 1847 Juárez se inició en la masonería como parte del movimiento Rito Nacional Mexicano.

Tras su muerte, su cadáver fue expuesto los días 20, 21 y 22 en el Salón de Embajadores de Palacio Nacional, donde cuatro francmasones montaron guardia de honor por orden de su Gran Logia.

El "Benemérito" se reeligió en la Presidencia durante ocho ocasiones, pero cuando estaba en el poder de 1858 a 1872, Porfirio Díaz se opuso a la reelección de Juárez.

Algunas fuentes destacan la dureza que Juárez les tenía, aseguran que cuando el Tribunal de México no sentenció a muerte al expresidente Santa Anna, él reaccionó con tal molestia que sancionó a los jueces con seis meses de prisión.

Hay algunos historiadores que afirman que Juárez no rechazaba la religión, sino que además era devoto, acudía a misa cada domingo y estudió en el Seminario de la Santa Cruz.

Con información de El Siglo de Torreón.

auc