NACIÓN

Osiel Cárdenas, el narco que podría “sentenciar” a Yarrington

El exgobernador de Tamaulipas comenzará su juicio en Estados Unidos, caso donde el ex líder del Cártel del Golfo es parte fundamental

  • REDACCIÓN
  • 27/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Osiel Cárdenas, el narco que podría “sentenciar” a Yarrington
Osiel Cárdenas, el narco que podría “sentenciar” a Yarrington (Foto Especial)

Por 11 delitos en su contra, el exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, se encuentra en Estados Unidos para enfrentar la justicia.

En el juicio próximo donde el exmandatario priista será protagonista, declararán en su contra varios testigos “peculiares”, entre ellos Osiel Cárdenas Guillén, el ex líder del Cártel del Golfo.

Cárdenas Guillén fue detenido el 14 de marzo del 2003 en Matamoros, Tamaulipas, por miembros del Ejército Mexicano y de la Procuraduría General de la República (PGR).

Dos años después, en 2005, se concedió la extradición del capo a Estados Unidos, sin embargo, se efectuó el 19 de enero del 2007.

Tamaulipas ha sido el bastión del Cártel del Golfo y de “Los Zetas”, grupo que nació como brazo armado a órdenes precisamente de Osiel Cárdenas.

LEE ADEMÁS: QBA, el rapero que presuntamente disolvió en ácido a estudiantes de Jalisco

El imperio del Cártel de Golfo y de sus entonces aliados “Los Zetas” no se hizo sólo, Yarrington estuvo involucrado, por lo menos así lo señalan autoridades estadunidenses.

En 1998, el entonces candidato priista a la gubernatura de Tamaulipas habría realizado un pacto con la organización de Cárdenas Guillen para apoyar su campaña.

De acuerdo con el testimonio de un testigo protegido identificado como “Óscar“ y citado por Excélsior, operadores de Yarrington se reunieron con líderes del Cártel del Golfo en el restaurante La Mansión del Prado, en Reynosa, Tamaulipas.

El priista habría sido quien diera el primer paso para que se efectuara reunión, pues necesitaban encontrar recursos para su campaña “sin importar de dónde provinieran”.

Como producto del acuerdo, el Cártel del Golfo “donó” entre medio millón y un millón de dólares a la campaña de Yarrington.

Uno de los hombres encargado de realizar las reuniones y recibir el dinero era Juan José Muñiz Salinas, “El Bimbo”, quien fue director de Seguridad Pública en Reynosa.

El 17 de abril de 2008, “El Bimbo” fue detenido al ser considerado integrante del Cártel del Golfo.

Tras la elección y Yarrington como gobernador electo, el Cártel del Golfo y “Los Zetas” consolidaron en Tamaulipas su bastión del narcotráfico.

Esa vez no fue la única en la que el exgobernador acudió al crimen organizado para recibir dinero.

TAMBIÉN LEE: CJNG: Los 5 casos de violencia que conmocionaron México

Las declaraciones de otro testigo miembro del Cártel del Golfo, dado a conocer por Reforma, aseguran que Yarrington acudió a Osiel Cárdenas para que le ayudara a financiar su campaña interna dentro del PRI para ser candidato a la Presidencia de la República.

Cárdenas Guillén ordenó, desde el penal del Altiplano, a Eduardo Costilla Sánchez, “El Coss”, y a Heriberto Lazcano, “El Lazca”, que enviaran varios millones de dólares a colaboradores del priista.

Así, Tomás Yarrington recibió recursos del Cártel del Golfo para competir en la contienda interna contra Roberto Madrazo, formando así el grupo ‘Todos Unidos Contra Madrazo’ (Tucom).

Osiel Cárdenas, detalló el testigo, pensaba que si Yarrington llegaba a la presidencia con su ayuda, él podría ayudarlo a escapar de prisión como lo hizo Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

La estrategia no le funcionó al exgobernador de Tamaulipas y Madrazo terminó siendo el candidato del PRI a la presidencia en 2006.

Además de Cárdenas Guillén, entre los otros testigos que presentará la fiscalía está “El Coss” y los empresarios Luis Carlos Castillo Cervantes y Guillermo Flores Cordero.

Entre los 11 delitos que se le imputan al exgobernador priista están crimen organizado, importación de drogas, fraude bancario y evasión de impuestos.

Hasta el momento, autoridades estadunidenses han decomisado a Yarrington 132 millones de dólares, un avión y varias propiedades.

El 9 de abril de 2017, Yarrington fue detenido en Florencia, Italia. El Gobierno italiano le negó la extradición a México argumentando que en las cárceles mexicanas existen la constantes violaciones de los Derechos Humanos, siendo así el Gobierno de Estados Unidos al que le concedió la extradición.  

Ahora y luego de declararse “no culpable”, Tomás Yarrington esperará 71 días para que comience su juicio el 7 de junio próximo.

rgg