AUTOPISTA MÉXICO-PUEBLA

Orlando, el chivo expiatorio que murió esperando justicia

Orlando Xolalpa fue detenido acusado de la agresión a una familias en la México-Puebla; era inocente y sus salud se agravó en el penal
Orlando, el chivo expiatorio que murió esperando justiciaOrlando, el chivo expiatorio que murió esperando justicia. (Especial)

PUEBLA (La Silla Rota).- La madrugada del 2 de mayo de este año una banda de delincuentes asesinó al menor Elías de 2 años 9 meses y violó a dos mujeres de la familia Vázquez, quienes circulaban sobre la autopista México-Puebla. El Gabinete Nacional de Seguridad responsabilizó públicamente de los hechos a Orlando Xolalpa Sánchez, un hombre de 36 años enfermo de cirrosis hepática, a quien imputaron los delitos de portación de arma de fuego y posesión de metanfetaminas, pero no de homicidio y violación.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Muere acusado de ataque a familia en la México- Puebla

Policías federales bautizaron a Xolalpa Sánchez como "El Chivo" al momento de su detención y lo trasladaron al penal de San Miguel, donde su salud se deterioró. El hombre fue liberado un mes después, cuando la Fiscalía General del Estado de Puebla identificó a la banda "El Güero" como la responsable de las agresiones contra la familia Vázquez.

Xolalpa Sánchez murió tres semanas después, el 6 de julio. 

A Orlando, quien no tenía antecedentes penales, le sembraron el arma y las metanfetaminas al momento de la detención; lo presentaron públicamente como violador y asesino, pero no le imputaron los delitos; le negaron inicialmente la oportunidad de permanecer en su casa durante el proceso, aunque su estado de salud lo ameritaba y los delitos por los que lo detuvieron presuntamente en flagrancia no obligaban privarlo de su libertad. También filtraron un audio falso de una declaración en la que según habría dicho ser culpable e involucraba a uno de sus hermanos. Pero en la realidad, según el expediente, Orlando se reservó el derecho a declarar y sus hermanos no pudieron participar en los hechos del 2 de mayo, ya estaban presos, confirmó a La Silla Rota la abogada Albania Díaz Castillo defensora de Xolalpa Sánchez.

Quién fue Orlando

Orlando era campesino y originario de Santa María Moyotzingo, una de las juntas auxiliares con mayor incidencia delictiva del municipio de San Martín Texmelucan, donde según cifras de la Secretaría de Seguridad Pública se ha concentrado la comercialización de huachicol en los últimos meses.

De adolescente viajó a Estados Unidos y ahí empezó su adicción al alcohol, indicó su madre María del Rocío Sánchez. De regreso a México se rehabilitó con ayuda de Alcohólicos Anónimos, pero a finales de 2016 le diagnosticaron cirrosis hepática. También era hipertenso y, al final, hasta anémico.

Sus hermanos son Armando, alias "El Japonés", y Mauricio. Tras su intento de huir del penal de Huejotzingo, el primero fue recapturado y enviado al penal de máxima seguridad de Tepexi de Rodríguez y el segundo a una cárcel de Oaxaca. Antes de su detención los identificaban como "Los Moyos" o "Los Japoneses".

La fábrica de delincuentes

Una noche antes de su detención, el 15 de mayo, Orlando Xolalpa estaba delicado de salud, su padrino de Alcohólicos Anónimos lo fue a visitar para darle ánimos, recordó su familia.

Un día después, alrededor de las 11:30 horas, estaba caminando en uno de los terrenos de cultivo cercanos a su casa, cuando le gritaron: ¡Xolalpa! Volteó, lo golpearon y subieron a un vehículo, narró el detenido.

Al momento de su captura el vaso de veladora que llevaba al altar de la casa de su abuelo rodó al piso y minutos después lo obligaron a tomar un arma. Bajo tortura, le indicaron que se echara la culpa del ataque a la familia Vázquez, agregó su hermana Mayra.


Dice que le dieron una pistola, que él la agarrara para que disparara y como él no quería, le agarraron la mano y le echaron el tiro al lado del oído...el me platicó que, si lo golpearon feo, el trataba de taparse el estómago para que no lo dañaran, pero si lo lastimaron. Me enseñó los golpes de la cabeza y todo lo que tenía mi hermano."

Ese mismo día, minutos después de las 22 horas, fuentes del Gobierno Federal informaron a medios de comunicación que habían capturado al presunto responsable de los agravios a la familia Vázquez y su nombre era Orlando Xolalpa.

Por televisión, en ese momento, sus padres descubrieron que estaba siendo inculpado de los hechos del 2 de mayo. De la sorpresa pasaron a la angustia ante el delicado estado de salud de Orlando, recordaron durante la entrevista concedida a La Silla Rota.

Por la hora y ante la falta de recursos para trasladarse a la capital, ubicada a 40 minutos de su casa -si el trayecto se hace en camión-, decidieron buscarlo a la mañana siguiente. Supieron de él hasta la noche, porque, aunque se presentaron en las Fiscalías, se los negaron.

La presentación pública de un falso culpable

El 17 de mayo a las siete de la mañana, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, encabezó la conferencia de medios donde anunció la captura de Orlando y lo responsabilizó de los delitos contra la familia Vázquez .

Lo acompañaron el teniente coronel Moisés Galeana Abarca, subdirector de Relaciones Públicas de la Dirección General de Comunicación Social de la Secretaría de la Defensa Nacional; el vicealmirante del Cuerpo General, Diplomado de Estado Mayor, Benjamín Narciso Mar Berman, jefe de la Unidad de Comunicación Social de la Secretaría de la Marina; Manelich Castilla Craviotto, Comisionado General de la Policía Federal y el comisario Vidal Díaz-Leal Ochoa, titular de la Policía Federal Ministerial.

Tras "una investigación de gabinete y campo", producto de una llamada al 088 de un habitante de Santa María Moyotzingo, quien delató la presunta participación de "El Chivo" y sus dos hermanos en los hechos delictivos de la madrugada del 2 de mayo, policías ministeriales capturaron a Orlando Xolalpa, dijo Sales Heredia ante medios nacionales.

Lo dicho por el comisionado se contrapone a lo declarado por los policías federales que participaron en la detención. En la carpeta de investigación 389/2017 consta que la llamada referida por Renato Sales fue posterior a la detención de Orlando Xolalpan. Hasta el momento, se desconoce el origen de la aprehensión y los elementos que lo vincularon a la tragedia de la México-Puebla.

"Por varios días la Policía Federal estableció un cordón de vigilancia en las inmediaciones de la zona donde comúnmente se desplazaban los integrantes de este grupo delictivo –Los Moyos o Los Negros, hasta que uno de ellos fue identificado la tarde de este martes", agregó Sales Heredia.

"Los avances en la investigación señalan que el detenido habría participado la madrugada del pasado 2 de mayo durante la agresión a una familia que detuvo su marcha sobre la autopista México-Puebla... Esta persona fue presentada ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, en el estado de Puebla", concluyó el funcionario federal.

Al día siguiente, y sin precisar la fuente, el periódico Milenio difundió una supuesta declaración de Orlando Xolalpa, en la que aceptaba haber participado en los hechos del 2 de mayo, junto con dos de sus hermanos y responsabilizaba a Fernando, de haber asesinado al niño Elías.

Tanto Orlando Xolalpa como su hermana Mayra y su abogada Albania Díaz en entrevistas por separado, precisaron que el acusado se reservó el derecho a declarar y argumentaron que lo difundido era una grabación falsa.

"Eso es mentira. No es ni su voz, porque él en ningún instante declaró nada", manifestó Mayra Xolalpa sobre la grabación que rápidamente se viralizó en las redes sociales y los medios de comunicación.

Sugirió comparar la grabación con la voz de Orlando Xolalpa, para corroborar que no existen coincidencias de tono, fluidez y uso del lenguaje.

Previo a que lo vincularan a los delitos del 2 de mayo en la México-Puebla, la familia Vázquez se negó a responsabilizar a Orlando Xolalpa de los atropellos de los que fueron víctimas, aunque personal de las fiscalías les insistió en hacerlo, narró Mayra Xolalpa.

Hilario Vázquez indicó que también lo intentaron difamar al decir que era huachicolero para justificar el ataque a su familia. Supuestamente estaba involucrada la banda "Tláloc", cuyos integrantes son originarios de San Francisco Tláloc, perteneciente al municipio de Santa Rita Tlahuapan, donde ha habido enfrentamientos entre delincuentes y personal del Ejército Mexicano.

Frente al ataúd de su hijo asesinado, exigió a la Fiscalía General del Estado corregir su versión y agarrar a los responsables de la tragedia que vivió su familia. El hombre de oficio albañil, manifestó su indignación porque lo acusaran de ser huachicolero y dijo: "Pido limpiar el nombre mío y el de mi familia, no puedo creer que las autoridades digan que soy de algún tipo de mafia, sabiendo que yo traía a mi esposa, a mi hijo, a mi sobrina...Que hagan su trabajo, de hecho, yo los llevé a donde estaba el casquillo, la Procuraduría nunca llegó a recogerlo ni a sacarle pruebas y ahorita quieren decir que yo estoy involucrado en alguna mafia, pues no se vale. Quiero que se haga justicia y punto. Que me entiendan, yo no me meto con nadie".

Entrevista Imagen Noticias. 

El 24 de mayo, la Fiscalía General del Estado indicó que no existían hechos que ligaran a Xolalpa Sánchez al ataque de la familia Vázquez.

Sin elementos y tras omitir las complicaciones de salud del acusado, el juez ordenó a Orlando Xolalpa permanecer privado de la libertad, explicó la abogada.

Los verdaderos culpables

El día 29 de mayo, el fiscal Víctor Carrancá Bourget y Fernando Rosales, titular de la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Alto Impacto (FISDAI) presentaron a los atacantes de la familia Vázquez. La banda "El Güero" se delató por el uso en los estados de México y Puebla de los teléfonos celulares que robaron la noche del 2 de mayo.

La familia afectada sí reconoció a Luis "El Clavillazo", Emmanuel "El Chiapas", Carlos Giovani, Senén "El Flaco" y Fidel "El Fide", como parte de los agresores que participaron en el homicidio calificado, secuestro, violación y robo en su contra.

El funcionario estatal dijo que integraron la carpeta de investigación 6714/2017/ZONA-CENTRO por el delito de homicidio, robo y violación. Fue remitida a la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto para su integración y dio origen a la carpeta número CDI/070/2017/FISDAI.

La abogada solicitó el 15 de junio audiencia para que el Juez de Control le dictara medidas cautelares y liberara a Orlando Xolalpa porque no comprobaron su participación en los hechos de la México-Puebla.

El juez decidió revocar la prisión preventiva en la que se encontraba Orlando y modificó las medidas cautelares alrededor de las diez y media de la mañana. A las cinco de la tarde, fue liberado por falta de pruebas en su contra y por las afectaciones que tuvo en su salud dentro del penal de San Miguel.

Como medidas cautelares, Xolalpa firmaría cada 15 días mientras finalizaba el proceso legal.

La abogada probó con ayuda de un médico de San Martín Texmelucan que Orlando Xolalpa padecía cirrosis hepática, usaba muletas y en general su estado de salud le imposibilitó participar en los delitos de los que públicamente se le acusó.

Precisó que, tras su liberación, sus malestares se agravaron al presentar un cuadro de anemia y desnutrición.


La decisión del juez prueba que la detención de mi representado fue ilegal, que era ilógico que lo ligaran a los hechos de los que se le acusaba y que fue solamente una medida para que la Policía Federal presentara o presumiera una investigación veloz", comentó Albania Díaz.

Desde que salió traía un fuerte dolor de estómago y ya no se le quitó hasta el día de su muerte, agregó su mamá.

La exigencia de una disculpa pública; y la muerte

El 21 de junio Orlando Xolalpa organizó una conferencia de medios y exigió una disculpa pública, tras narrar los abusos de los que fue víctima y la manera como afectaron su salud.

De inmediato, Manelich Castilla, comisionado general de la Policía Federal declaró a MVS: "Somos muy respetuosos de la indagatoria, seguimos trabajando para confirmar la participación de esta persona. No estamos aferrados a imponer verdades. Nosotros no hicimos la imputación sobre los hechos de la carretera, sabemos que tenemos que perfeccionar esta investigación, eso no significa que no se le impute por los hechos (en la México-Puebla) que no se han hecho formalmente".

El 6 de julio, en la casa ubicada en la calle Francisco I. Madero con número 58, en Santa María Moyotzingo hubo luto. El primero de los 13 hijos de doña Rocío murió en espera de una disculpa pública.

En 45 días su salud se deterioró

"El vicio del alcohol lo llevó a la cirrosis. Pero a la tumba, a la tumba lo llevaron los policías que lo detuvieron y lo golpearon y quienes lo privaron de la libertad sin ley de por medio", expresó María del Rocío.

"Durante la audiencia de control de detención, mi hermano, mi papá y yo confiamos en que lo iban a dejar salir por su estado de salud, pero la fiscal se empeñó y dijo que no", recordó Mayra Xolalpa.

En ese momento, el defensor de oficio, aunque presentó el escrito donde asentaban lo delicado del estado de salud de Orlando, ya no lo ratificó oralmente y por ende lo ingresaron al penal de San Miguel.


Yo estaba enfermo, cuando me daban ganas de ir al baño no me dejaban, el doctor me recomendó que pasara yo al baño porque ese es parte de mi tratamiento, que no me aguantará, yo les platicaba a los custodios, pero me decían 'espérate a que venga mi compañero', pasaban hasta dos horas, yo me aguantaba y hasta me dolía el estómago", explicó Orlando Xolalpa.

"Los golpes, la alteración de su tratamiento médico y la mala alimentación afectaron su salud, porque Orlando no podía comer lo que le daban ahí, salchichas y cosas con grasa, eso le hacía mucho daño" expuso la madre del difunto que tiene encendida su veladora en el pasillo central de su casa, junto a un altar.

Al ver que la salud de su hermano se deterioraba, Mayra Xolalpa se presentó el 30 de mayo a la Comisión de Derechos Humanos de Puebla para solicitar su intervención con la finalidad de que lo liberaran a la brevedad. Ahí, le comentaron que no era de su competencia el tema y el folio 1095 lo turnaron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

En entrevista con La Silla Rota, el presidente de la CDH de Puebla, Adolfo López Badillo, afirmó que no tiene ninguna queja registrada.

- ¿Ustedes no pueden entrar, aunque se presume violación a sus derechos?

"Yo lo que recuerdo es que dio una declaración de prensa, y dijo que había sido acusado injustamente, que pedía un perdón, una disculpa pública, pero acusaba a autoridades federales y eso le corresponde a la Comisión Nacional de los Derecho Humanos. Recuerda que los que lo detuvieron fue la Procuraduría General de la República".

La conferencia a la que hace referencia López Badillo fue posterior a la petición de Mayra Xolalpa y aunque Orlando también mencionó que en el penal no pudo llevar su tratamiento médico, el presidente de la CDH sólo se concentró en la etapa de la detención.

-Pero estuvo en el penal de San Miguel, se le preguntó

"Pero él se quejaba de la detención, no de agravios al interior del cereso... yo vi la nota, la declaración que dio y dijo, a mí me detuvieron injustamente. Pero ¿Quién fue los que ejecutaron la orden? Los federales, entonces eso le corresponde a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos investigar", explicó López Badillo, tras precisar que hasta el momento nadie le ha solicitado nada sobre el caso.

Vianey Xolalpa de 66 años y padre de Orlando, con la mirada perdida en el trayecto rumbo a su casa para conceder la entrevista, precisó que su hijo estaba enfermo pero estable. "Fue cuando estuvo en el penal de San Miguel que empezó a obrar sangre. Todos los maltratos que recibió lo llevaron a la muerte, incluso ahí se les puso mal y se lo llevaron al hospital, pero nunca nos avisaban."

En el hospital del Sur, hasta los doctores lo trataban mal y le preguntaba sino le daba pena las atrocidades que supuestamente cometió con esas mujeres y su familia, agregó la madre del detenido.

Al cierre de esta edición, la Secretaría de Seguridad Pública no fijó postura sobre los señalamientos de la familia Xolalpa, en el sentido de que no recibió el tratamiento adecuado en el cereso de San Miguel y eso adelantó su muerte.

Claman justicia

"Mi hijo ya se murió y ellos ¿Qué castigo tienen? ¿Quién los va a hacer pagar?" Pregunta contrariada la madre de Orlando Xolalpa.

"Que, si tomaba, sí tomaba, pero nunca anduvo en la calle haciendo cosas que no debía. Y entonces ahora por qué tuvo que pagar todo eso, si él nunca hizo nada para que le hicieran esto y ahora que ya no está, las personas esas ya están muy campantes", expresó en la entrevista que concedió a La Silla Rota.

"Yo quiero que esas personas que lo detuvieron reconozcan que hicieron mal. Aquí todo el pueblo lo conoce a él, nunca se dedicó ni a andar robando ni a andar haciendo cosas en la calle", agregó.

"Que paguen, porque son responsables de la muerte de mi hermano", exige Mayra Xolalpa.

Cuando Xolalpa Sánchez salió del penal su familia se concentró en mejorar su salud y dejó de lado la parte jurídica. Al final, ya no llegó a siguiente audiencia para defender su inocencia.

La familia quiere limpiar el nombre de Orlando como él había decidido hacerlo, porque en la calle las personas lo veían con odio, después de que nacionalmente se le presentó como violador y asesino.

Su deseo espera, ante la confusión que tiene la familia sobre quién los puede ayudar y cuáles son los pasos que seguir.

La defensa de Orlando Xolalpa asegura que la familia puede demandar por daño moral.

FGE poco eficaz y eficiente

Según el ranking de desempeño de las fiscalías y procuradurías estatales presentado el 7 de noviembre por Impunidad Cero en colaboración con Jurimetría, la Fiscalía General del Estado de Puebla es la tercera del país con peor índice de desempeño, sólo por debajo de las de Michoacán y Guerrero.

En Puebla existe la posibilidad de apenas 0.42 por ciento de esclarecer un delito. Y, de los asuntos que llegan ante los jueces de control, 82 por ciento reciben condenas de menos de tres años de prisión.

Los responsables del estudio analizaron distintas variables de gasto en procuración de justicia, porcentaje de denuncia, resolución de los casos y capacidad investigativa durante 2015 para poder ordenar a las entidades del país según la calidad de su sistema de impartición de justicia.

El "Índice Estatal de Desempeño de las Procuradurías y Fiscalías" precisa que Puebla es la tercera entidad donde más tiempo tardas en presentar una denuncia. Más de tres horas tomará a un ciudadano presentar su denuncia.

Integrantes de la banda "El Güero" están detenidos, mientras dos familias intentan dejar atrás los estigmas generados por "las líneas de investigación" de las autoridades que fueron más mediáticas que jurídicas porque a medio año de la tragedia en la México-Puebla ninguna fue probada.

Ni Orlando es "El Chivo", ni Hilario un huachicolero. Orlando murió y la familia de Hilario, llora la muerte del pequeño Elías y sobrevive a los abusos.

En Santa María Moyotzingo, los padres lloran la muerte de Orlando Xolalpan y exigen justicia, pero la reclaman a las autoridades que le fabricaron delitos.

LEA TAMBIEN


Detenido por ataque a familia en la México-Puebla, robaba transporte

Los primeros reportes indican que el detenido es integrante de la banda conocida como 'Los Xolapas', dedicada al robo de combustible





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información