Opinión

ZOÉ ROBLEDO

  • 23/07/2019
  • Escuchar
no supo ni por dónde le llegó el golpe. Platicó a este espacio que el lunes, así de la nada, dejó de tener acceso a WhatsApp a través de su celular, hecho que le pareció raro. Horas más tarde se enteró que se lo habían hackeado y que durante ese tiempo estuvieron enviando mensajes a sus contactos en los que les pedían dinero o hacían citas en su nombre. ¿Quién estará interesado en suplantar la identidad del director general del IMSS?