Opinión

TATIANA CLOUTHIER

  • 10/07/2019
  • Escuchar
tachó de cobarde a Carlos Urzúa. La diputada de Morena arremetió contra el extitular de Hacienda por no dar pelos y señales de conflicto de interés e influencias nocivas. Quizá no haya que buscarle mucho: Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia, señalado así incluso por el presidente Andrés Manuel López Obrador; Raquel Buenrostro, oficial mayor de la SHCP, y la titular de Energía, Rocío Nahle. No hay que buscarle mucho, diputada.