Opinión

ROCÍO NAHLE

  • 21/05/2020
  • Escuchar
sigue en ruta de choque. No le importaron las cartas de las embajadas canadiense y de la Unión Europea. Ahora se suman organismos empresariales de Europa asentados en México, que suman unas 18 mil firmas, quienes protestan por el cerrojazo en energía eléctrica. Todos advierten que se ponen en riesgo inversiones. A ver si no le sale más caro el caldo que las albóndigas a la secretaria de Energía.