Opinión

ROCÍO NAHLE

  • 17/05/2020
  • Escuchar

  aprovechó la confusión por la pandemia y asestó un zarpazo de dimensiones internacionales al sector energético. El viernes orilló a la renuncia del titular de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria al imponer nuevas reglas para asumir el control del sistema eléctrico nacional. Pero desde la Unión Europea y Canadá acusaron el golpe recibido, y la IP en pleno durante el fin de semana. Es la guerra en tiempos de covid-19.