Opinión

PORFIRIO MUÑOZ Ledo y Mónica Fernández

  • 01/09/2019
  • Escuchar

no la tienen fácil para el próximo año. El presidente de la Cámara de Diputados y la presidenta del Senado iniciaron con rispidez el año legislativo. Los gritos de “espurio”, que no se escuchaban desde los tiempos de Felipe Calderón, regresaron a San Lázaro. No se tomaron las tribunas, pero todo indica que no será un día de campo.