Opinión

OLGA SÁNCHEZ

  • 06/02/2020
  • Escuchar

Cordero debería voltear a ver a la UNAM. El asedio de grupos de choque y enmascarados es la punta del iceberg. Por eso quizá sería bueno que la Secretaría de Gobernación revisara cómo puede apoyar a la máxima casa de estudios. Existen datos sólidos, por ejemplo, de que la ocupación del auditorio Justo Sierra, conocido como Che Guevara, está íntimamente ligado a grupos ajenos, pero, sobre todo, del crimen organizado. Se requiere apoyo policial y político para la Universidad.