Opinión

MORENA

  • 19/11/2020
  • Escuchar

casi suspende las "mañaneras". La "obediencia ciega" no es buena consejera. Resulta que en San Lázaro aprobaron cambios a la convocatoria para la consulta popular (quesque para enjuiciar a los expresidentes), porque había un precepto para suspender toda, y toda es toda, propaganda gubernamental. Ya publicado el decreto respectivo, como porteros los soldados de Morena debieron maniobrar para frenar el autogol. Obviamente la oposición los criticó, pero los morenistas ni se inmutaron.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.