jefe de gobierno de la Ciudad de México, parece haber entrado en una ruta franca de colisión con Frente Ciudadano por México, luego de recriminar, en público y en privado, a Dante Delgado, quien propuso que el candidato presidencial sea un panista y Mancera sea presidente, pero del Senado de la República. En la sede del ayuntamiento capitalino nos adelantan que Mancera, además de estar imposibilitado legalmente para acceder a la cámara alta, no aceptará ningún otro cargo que no sea la candidatura presidencial, por lo que se prevé que el jaloneo con Ricardo Anaya se traslade a las precampañas.



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información