Opinión

MARKO CORTÉS

  • 01/09/2019
  • Escuchar

desapareció ante el avasallamiento de Morena. El presidente nacional del PAN simplemente no dio color luego de que Porfirio Muñoz Ledo simplemente no le cedió al blanquiazul la presidencia de la Cámara de Diputados. Pero los que dieron color fueron los gobernadores panistas. Los mandatarios de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán se encerraron en un privado de un restaurante. No ven propicio ponerse los guantes… ahora.