Opinión

LUIS ANTONIO Ramírez

  • 07/05/2020
  • Escuchar
es director del ISSSTE. Se recalca porque en esta pandemia es un personaje cuasi desaparecido, a pesar de que en sus hombros pesa la salud de la burocracia mexicana, poco más de dos millones de personas. Resulta que el señor Ramírez ahora pondrá un anuncio clasificado. Según el sindicato burócrata, la Junta Directiva del Instituto avaló la venta de su histórico edificio sede, donde además está el teatro "Julio Jiménez Rueda". ¿Para qué? Para enfrentar la pandemia.