Opinión

JUAN COLLADO

  • 09/07/2019
  • Escuchar

y el susto a Carlos Romero Deschamps. El abogado del poder comía en uno de los restaurantes más caros de la Ciudad de México con el líder del sindicato petrolero (ahí humildemente). El sustazo que se habrá llevado Romero, pues van varios meses que se sueltan noticias falsas de su detención; ahora pudo irse caminando por la calle. Lo cierto es que el abogado protagonizó hace unas semanas una fiesta con invitados del calibre de los ministros de la SCJN Luis María Aguilar y Eduardo Medina Mora, además del ex presidente Enrique Peña Nieto. ¿Mensaje a la "mafia del poder" desde la 4T?