Opinión

JORGE ALCOCER

  • 05/08/2019
  • Escuchar
tiene más problemas. Nos cuentan que a la abultada agenda de problemas del secretario de salud se suma una inquietud de la industria farmacéutica que no está muy contenta con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que encabeza José Alonso Novelo Baeza, ya que ven conflicto de interés de algunos de sus colaboradores. En especial hay dos nombres que señalan: Graciela Aguilar Gil Samaniego y Lucía Domínguez Yerena, quienes actualmente son directora y subdirectora de la Comisión de Autorización Sanitaria, pero antes trabajaron en Qually corporación, una empresa tercera autorizada para realizar trámites ante la Cofepris. Ahí está del dato.