Opinión

JOHN ACKERMAN

  • 28/06/2020
  • Escuchar
se dice periodista y no lo es. Pero sí se otorga la potestad para comparar a los periodistas críticos con los sicarios que intentaron asesinar al secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX. Por lo visto el doctor Houses, como le motejaron las "benditas redes sociales", necesita más que regaños del Comité de Protección a Periodistas o de la CNDH que, aunque tímidamente, le reconvino por sus "análisis" dignos de todo un doctor de la UNAM, donde por cierto buscan firmas para que lo echen de ahí.