Opinión

JESÚS RAMÍREZ

  • 17/06/2019
  • Escuchar

no se pudo entender con el general Juan Manrique y éste mejor dejó la oficina de prensa de la Sedena. Nos cuentan que los roces entre ambos eran cosa de todos los días. Pero, ante las divergencias, en la Sedena mejor cambiaron de vocero.