Opinión

JAIME RODRÍGUEZ

  • 03/03/2020
  • Escuchar
está en la picota. Desde el año pasado el gobernador de Nuevo León está en la mira para ser destituido. La Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al Congreso de Nuevo León que, a más tardar el próximo 24 de abril, antes de concluir el segundo periodo ordinario de sesiones, defina la sanción al Bronco. Le traen ganas y lo quieren fuera de Palacio de Gobierno por ser responsable del uso de recursos públicos para la obtención de firmas ciudadanas como candidato independiente en el proceso electoral de 2018. Comienza la cuenta regresiva…