Opinión

ENRIQUE PEÑA NIETO,

  • 08/09/2017
  • Escuchar

presidente de la República, no pudo contener su enojo contra el líder del PAN, Ricardo Anaya, tras la crisis que paralizó a la Cámara de Diputados durante casi una semana, y ayer en Oaxaca, sin cuidar mucho las formas y apuntando hacia la sede de Acción Nacional, el mandatario llamó a los legisladores a seguir trabajando por los mexicanos “y no para atender consignas particulares o proyectos individuales”. En Avenida Coyoacán guardaron silencio.