Opinión

EMILIO LOZOYA

  • 14/07/2020
  • Escuchar

sinónimo de terremoto político. Este miércoles, ya en tierra mexicana, el exdirector de Pemex se apresta a soltar la sopa y prestar su videoteca a la Fiscalía General de la República... entre políticos, empresarios, abogados y otros ámbitos están que se muerden las uñas. Y lo más seguro es que Lozoya termine unos cuantos años en prisión y luego saldrá tranquilamente. Si no, ¿para qué negociar?

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.