Opinión

CLAUDIA SHEINBAUM

  • 24/07/2019
  • Escuchar
respiró cuando se supo que fue un crimen pasional lo ocurrido en la salada Plaza Artz. La jefa de gobierno ve elevarse sin parar los índices de violencia, muy a pesar de que acusa que sus antecesores José Ramón Amieva y Miguel Ángel Mancera de maquillar las estadísticas de delitos en la CDMX. Como sea es claro que la inseguridad campea en la capital del país.