Opinión

ARTURO ZALDÍVAR

  • 11/05/2020
  • Escuchar
debió ordenar investigar para castigar cómo se dio el bonillazo. Porque si bien la SCJN se ganó el aplauso del respetable al tirar al caño la intentona del regalazo de tres años a Jaime Bonilla, la verdad es que tiene razón el neomorenista Germán Martínez: ahí hubo corrupción y billetazos, en pesos y en dólares. Mínimo saber de a cómo fue el cañonazo, por lo que se esperaría la sanción penal. ¿O ya ahí murió?