Opinión

ARTURO HERRERA

  • 13/08/2019
  • Escuchar
como dice una cosa dice otra. El secretario de Hacienda se reunió con sus antecesores José Antonio Meade y José Antonio González Anaya en sus oficinas de Palacio Nacional. Mal timing, por donde se le quiera ver: su jefe, el presidente López Obrador, ha dicho que Meade si bien es buena persona es neoliberal. Y ser neoliberal en la autodenominada 4T es pecado mortal. Para colmo, Herrera primero declaró que no se reunió con ellos y luego en Twitter dijo que siempre sí los recibió. Y encima de ello los recibió justo cuando un juez rozó a Meade en el caso Rosario Robles. Le urgen asesores a Herrera... ¿o será que son esos que salieron de Palacio Nacional?