Opinión

ANDRÉS MANUEL

  • 15/01/2020
  • Escuchar
López Obrador habló de su primer nieto. Luego de la rebambaramba desatada un día antes por la noticia, el presidente sólo dijo una frase: “Esa es una bendición, ahora sí van a poder decir que…”, y se fue. Mientras tanto la guerra entre Tirios y Troyanos en redes sociales sigue a todo lo que da.