Opinión

ANDRÉS MANUEL

  • 01/12/2019
  • Escuchar

  López Obrador estuvo feliz, feliz, feliz celebrando su primer año de gobierno. Pidió un año más para, ahora si, cambiar lo que ha prometido cambiar. Y aunque dedicó buen tiempo al tema de la inseguridad, la verdad es que la realidad es más ruidosa: 21 muertos en un enfrentamiento de fin de semana en Coahuila. La economía dando tumbos. Pero bueno, la cosa era celebrar.