Opinión

ANDRÉS MANUEL López Obrador

  • 21/08/2019
  • Escuchar
tachó de “florero” al INE por su actitud ante algunas circunstancias. En este espacio les habíamos contado que el consejero presidente del INE tenía insomnio debido a las intentonas de la autodenominada 4T de moverle la estructura al organismo e incluso ajustar los términos legales del juego electoral. La nueva acometida presidencial va en la misma tesitura, por más que los consejeros digan “no soy florero, no soy florero”. Habrá que estar atentos, el periodo legislativo abre en unos días y ese puede ser uno de los asuntos bomba.